Historia sin fin…

Habían pasado muchos años sin verse. Las mágicas coordenadas de sus existencias y la alineación de los planetas los habían vuelto a reunir. Más precisamente, en la caja de un supermercado. No es el lugar romántico que alguien pudiera soñar para un reencuentro, pero, así es el destino.

Juan la vió… en realidad la escuchó, estaba a un par de personas detrás de ella. La voz de Ana, era inconfundible. Se asomó para observar mejor y allí estaba ella, diciéndole a la cajera: que a ese ritmo, no llegaría a tiempo para la cena de navidad… ¡¡en mayo!!
La observó: ella aún conservaba el brillo mágico de sus ojos.
El recuerdo de los momentos en los que ambos terminaban con dolor de estómago por los ataques de risa…

Ana con la billetera en la mano, solo pensaba en degollar a la cajera, pero retrasaría el trámite aún más. Mientras abonaba la compra, miró a los que esperaban en la fila… y allí lo vió.
¿Cuánto tiempo había pasado?…¿Mil años o más? ¡¡Encontrarlo en el supermercado!!
Las sonrisas se reflejaron una en la otra. El mundo, detenido, observaba el brillo en sus miradas.
Luego de sonoros besos y cálidos abrazos, salieron del lugar.
¡¡Qué felicidad volver a verte después de tanto tiempo!! dijo Juan. ¡¡Es verdad!! respondió ella con su sonrisa aún más amplia.
Dialogaron un rato sobre sus realidades. Ana con un divorcio a cuestas y Juan con una separación. Ambos con hijos y sus respectivas fotos. Los dos con historias de trajinados trabajos e infinidad de detalles de vida…
Observando que la vereda de un supermercado no era el lugar indicado para ellos, él propuso:

………………………………………………………………….

Ahora a esta historia la terminan ustedes

Imaginen un final y lo comentan… ¡¡ libre albedrío, pequeños saltamontes!!!

♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Anuncios

32 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Stella
    May 07, 2008 @ 02:40:36

    él propuso:
    _ Negri, empieza el cásico en media hora, seguro esta vuelta goleamos a los bosteros! No querés venir a verlo conmigo?
    Y ella lo miró sin decirle nada, solo sonrió! Se notaba que los años no habían cambiado nada! El seguía siendo tan zapallo, y ella seguía teniendo el si fácil como siempre!
    Metieron las cosas en el baúl del auto de el, y partieron rumbo al depto.
    Vieron el partido sentados en el sillón, mientras compartian una cerveza bien fría!
    Hace falta decir que fue Juan el goleador de la noche?

    çMe encantó la idea…ajajajaaa
    Besossssss

  2. Félix
    May 07, 2008 @ 03:37:49

    Versión cursi:
    “Mirá, si no hago esto ahora, no lo hago más. Mirá para arriba”
    “¿Eh?”, ella miró para arriba, y el aprovechó el descuido y la besó.
    “No importa lo que pase de ahora en adelante. Pero por lo menos lo que quería hacer, ya lo hice después de tanto tiempo”.
    “Ah, entonces yo también”. Y también lo besó. “Si la cosa viene drástica, vamos a hacerla bien”.
    Y ambos rieron largo rato.

    Versión “anticursi”:
    “Che, ¿y si vamos a tomar algo?”
    “Mmm… Dale, estaría bueno.”
    Y fueron a un bar cercano. Se sentaron y se miraban. Ella sacó de su cartera el espejo y se miró un poco el maquillaje y se lo retocó. “Uh, obsesiva por el maquillaje como siempre… Ahora me acuerdo por qué…”
    Él, mirá su reloj con detenimiento. Ella piensa: “Uh… Obsesivo por el tiempo como siempre. Siempre todo cronometrado… Siempre preocupándose por el tiempo… Está bien ser puntual, pero…”
    Y ambos repasaron cada uno de los defectos del otro en medio de charlas sobre la vida, recuerdos propios que compartían, viajes y proyectos.
    “Bueno, me tengo que ir”, dijo Juan.
    “Está bien, yo también”.
    Y cada uno se levantó calladito y se fue de la misma forma… Sabían que si se volverían a encontrar, no sería por voluntad propia.

  3. ju@nita
    May 07, 2008 @ 12:22:08

    Es lo que yo inmagine o lo que yo haria cando????? Porque si es lo que yo haria mire, le cierran el blos!!!!! Ajajajaja, noooooooooooo no puedo!!!!!!!
    Besos

  4. Fedexp
    May 07, 2008 @ 12:47:33

    Observando que la vereda de un supermercado no era el lugar indicado para ellos, él propuso:

    El – “Vamos a ver el cielo en la costa de Martínez”
    Ella – “Buenísimo, vamos.”
    El – “Llevamos algo?”
    Ella – “Como qué?”
    El – “Y… no sé… unos mates? unas galletas?”
    Ella- “Ah, esperá que voy a comprar un matelisto con unas criollitas; ya vengo”

    Más tarde, él se fué a su casa.
    La noche de navidad ella tocó la puerta…

    Anexo:
    Jejeje no sé, ahora que el Rumano me puso en duda… ya no estoy seguro de si lo mío es humanismo o rumanista… creo que lo mejor y menos dudoso sería ser peronista! JAJAJAJA

    Noticia del Día.

    Un amigo viene hablando conmigo por el teléfono móvil. En eso, me empieza a contar acerca de la película Torrente y detallando algunas situaciones de los protagonistas. En el medio del relato, escucho de fondo, algo similar a…

    Amigo: “Sí, el tipo la corre con contarle al marido y se hace tirar la…”
    Fedex: “ahhhh si, jajajaja”
    Sonidos de fondo: “Nene, sos un malhablado nene, tenés que mejorar tu vocabulario nene, sos un desubicado…”
    Fedex: “la vieja te está hablando a vos?”
    Amigo: “Bueno, sra, bueno… sí sra.”
    Fedex: “Era para vos?”
    Amigo: “Sí”
    Fedex: “No me digas que la vieja te estaba bardeando por putear!”
    Amigo: “See…”
    Fedex: “Noooo qué vieja @#!!%”

    Ya está, quería dejar escrachada/s a la/s vieja/s que se piensan que por decir “culo” sos un violador serial, un cuarto asesino, un cuarto parricida y otro estafador.

    La próxima otra anécdota española.

    Saludos. Fedex.

  5. Ivy, la desconectada
    May 07, 2008 @ 14:02:17

    Él propuso:

    …………………………………………………………………..

    [Se me cortó speedy.]

    aajajajjaaaa! 😛

    Sorry! Pero para la próxima me engancho, cuando no me titilen las luces del modem! ggrrrr!!!! 😦

    Besotes desconectados! 😉

  6. La candorosa
    May 07, 2008 @ 16:33:38

    . 🙂 STELLA:
    Por lo visto Juan era gallina y le erró al resultado, ¡¡como siempre!! (jajajaja)
    Pero…¡¡ahora me vengo a enterar que los personajes de mi ficciones… ¡¡¡son o zapallos o ligeritas!!!! Pero aclaremé… ¿con candor, no? ajajjaa
    Aclaremé otra cosa, doña… ¿la cerveza sola o con una picadita?
    De todos modos, le salio candoroso el final, eh!!!
    Me encanto que le haya encantado la propuesta… el candor es así, vio!!!
    Besotes muchos y candorosidá… también.

    . 😉 FÉLIX:
    Sepa que ambas versiones están muy interesantes. La 1º yo la denominaría “naif”. Podemos apreciar cierta “candorosidad” de los personajes. La 2º ya viene medio psicopatológica, jajajaja, ambos obsesivos compulsivos… pero ojo… ¡¡nunca abandonaron el candor!!!!
    En cualquier momento largo el curso para que todos puedan “candorisarse” che!!! ajajajaaa
    Me gusto lo suyo. Si se le ocurren más finales, no sea tímido, siga comentando!!!
    Mis saludos candorosos, como es habitual.

  7. La candorosa
    May 07, 2008 @ 16:42:36

    . 🙂 JU@NITA:
    ¡¡Ahhh nooo mijita!!, ¿pero que es esto de desertar de una propuesta tan creativa y participativa como esta? (?)…
    Mire, quiero creer que lo suyo no es cobardía… además, podría haber puesto lo que harían los personajes ¡¡¡¡o lo que haría usté en esa situación!!!
    Dele… sea buena… ¡¡¡cuenteeeeeeeeeeeeeeeee!!! ajajaja
    Besotes candorosos y ansiosos…

    . 😉 FEDEXP:
    Su final, realmente candoroso. El detalle de los mates le da un tinte localista (?).
    Una pregunta… ambos protagonistas en lugar de ir a la costa de Martínez, ¿podían ir a la escollera de los pescadores en mardel?… jaja
    Sobre el anexo, ¡¡no me dijo nada respecto a alguna posibilidad de trabajo para mí en la empresa, ¡¡¡Acuerdeseeeeeeee!!!
    Respecto a su amigo… ¿está seguro que no es un depravado? jajaja, pero digalé de parte mía, ¡¡qué cuide el vocabulario!!! (?)
    Saludos candorosos, ¡¡siempre!!

    . 🙂 IVANA:
    Escuchemé queridísima amiga… ¿¿no probó con asestarle unos cuantos martillazos al modem o en su defecto a las operadoras de Speedy?… ¿si verdad?, bien, si necesita ayuda, ¡¡avisemé!!!
    ¡¡¡Y recuerde que me debe el final!!! ajajaja
    Abrazos y saludos candorosientos.

  8. SUSANA
    May 07, 2008 @ 19:17:45

    …propuso:

    – ¿Tiempo para un café? –

    – No, no lo creo – respondió ella titubeando, mientras pensaba en lo maravillosas que lucían esas pequeñas arrugas que desconocía en él- Me esperan – agregó.

    – Estás…igual – dijo esquivando el carro de una mujer que arrastraba sus compras, hijos y pesada humanidad, en ese orden -. Juan se distrajo un momento observando el movimiento del poderoso trasero envuelto en un vestido floreado.

    La calle rugía el tráfico de las seis de la tarde y envolvía en su humareda oscura y pesada a los transeúntes, y vendedores apostados en la vereda. La sirena de una ambulancia lejana comenzó a mezclarse con las voces de los buhoneros y sus compradores, gritos de niños y la música de un local cercano. El universo entero parecía conspirar para evitar la improvisada charla de Juan y Ana.

    – ¿Cómo? No te escuché! – dijo ella levantando la voz y un tanto incómoda. Las bolsas que colgaban de sus manos habían comenzado a dejar un profundo surco entre los dedos apretados.

    – Nada…digo ¿Puedo llamarte a…algún teléfono, en algún momento…para charlar? – preguntó Juan. Su voz era baja, igual que siempre y se perdía en la confusa sinfonía que los rodeaba. Ella recordó en ese momento su humor fino, elegante e inteligente. No, no había vuelto a reir de nuevo como lo hacía con él. Parecía siempre tan serio que inevitablemente lograba sorprenderla con un comentario, arrancarle una risa…y algún beso ¿Todavía besaría tan bien?

    – ¿Charlar? ¿Cómo, cuándo? – dijo, lamentándose inmediatamente de la brusquedad. Pero su hija, sí, seguro ya estaba fuera del consultorio del dentista. Y claro, tenía que pasar a buscar a su madre y llevarla a la modista. Y el plomero, Dios, el plomero seguro terminó con la pileta de la cocina…y los saquitos, tenía que sacarlos del remojo o se arruinarían…y todavía debía llegar a tiempo para retirar el traje de Él!.

    Juan dobló con cuidado la pequeña bolsa con el Yelow Tea, su última afición, había abandonado definitivamente el café. Aprovechó el pequeño instante para sonreir imperceptiblemente y comenzó a agradecer en su interior el tumulto que los rodeaba. Esa mujer de mirada huidiza y gesto nervioso, se parecía fugazmente a la otra Ana, esa increíblemente seductora morena llena de misterios que besaba ¿Cómo era que besaba? Ah, besaba coqueteando, y lo hacía sentir…único, especial.

    – Nada, decía que me alegró mucho verte y charlar con Vos! – dijo Juan en voz alta, inusitadamente, alta. –

    Se despidieron rápidamente en la vereda del supermercado, que seguía su ritmo de gente entrando y saliendo, cargados como hormigas, ajenos por completo a la escena que nunca fue, a la cita que nunca llegó, a las risas y besos que se perdieron para siempre en el trajín de la tarde.

  9. Manuelita
    May 07, 2008 @ 21:06:16

    Sinceramente, los relatos anteriores me intimidaron…no creo poder llegar a la altura de los escritos de tus otros lectores Cando.
    Prefiero limitarme a comentar que he tenido un encuentro idéntico, en el mismo lugar y en el mismo instante .Y que a pesar de que no hubo propuesta alguna, se me estremeció el alma, y las cosquillas en mi panza me hicieron sonreir tanto, que estaba segura que aún quien estaba a mis espaldas sabía de mi alegría.
    Muy divertida tu iniciativa. Es algo así como un “Elige tu propia aventura”.
    Besos muchos.

  10. La candorosa
    May 07, 2008 @ 21:08:22

    . 🙂 SUSANA:
    ¡¡A la pipetuá!!, pero… ¡¡¡así me gusta, se me ha venido pletórica de inspiración!!!!
    Ya estoy pensando en que hagamos un libro a medias… yo escribo los tres mediocres párrafos iniciales y luego usté ¡¡lo concluye magistralmente!!!
    Ahora que veo bien la propuesta que he planteado… ¡¡parece un cadáver exquisito!! ajajja

    Estimadísima, los suyo admirable. ¿Y sabe qué?… ¡¡me dejó triste!!… la pucha.
    ¡¡Cómo separa la realidad a estos dos personajes!!, menos mal que no terminó en una tragedia, le confieso que tenía ese miedito, jajajaaa

    Los detalles que fue relatando, me han fascinado, ¡¡mis felicitaciones!! y gracias por haberse tomado el tiempo de completar esta “Historia sin fin”… ¿cuándo hacemos la segunda parte?… ¿y la película? ajajjaja
    Como siempre, ¡¡¡un fuerte abrazote candoroso!!!

  11. La candorosa
    May 07, 2008 @ 21:14:28

    . 🙂 MANUELITA:
    ¡¡¡Pero no se sienta intimidada por nada ni por nadie en este blog, estimada!!!!.
    Aquí todos pueden darse el gusto de comentar como deseen.
    Si ha podido sonreír con el alma estremecida y cosquillas en la panza, ¡¡me doy por hecha!!
    Definitivamente, las propuestas participativas son muy enriquecedoras, al menos para mí. Me divierte mucho ver la imaginación en vuelo… ¡¡el blog se nutre constantemente con el aporte de todos los comentarios!!
    ¡¡¡Besotes y abrazotes, candorosos y agradecidos!!!

  12. SUSANA
    May 08, 2008 @ 02:06:50

    Amiga querida…acá ando de nuevo porque esto de la musa inspiradora (que agarré de los pelos para que no se escapara) me hizo olvidar de dejarle mis saludotes, discúlpeme!!!

    Muchotas Gracias por la piropeadaaaaa! Cuando quiera, le damos para adelante con la película nomás! Imagine, si Leonardo Favio “lo hizo” y Migréeeee (¿Se acuerda? Qué antigüedad! y Qué….) ¿Cómo nosotras nos vamos a achicar?????? Tiembla Spielberg!!!!!!

    Besos Muchos con Candor para Usté!

  13. Fedexp
    May 08, 2008 @ 05:36:58

    Ahja!, Claro que sí, pues muchas gracias! El detalle de los mates le da un tinte bizarro y poco high class. Lo del Espigón de Mar del, lo había pensado el protagonista pero no salió impreso. =P. Caprichos de editor…

    Por cierto, sí sí, en la empresita hay espacio para uno más siempre (somos 1500, qué le hace 1 a 1500!?)

    Hoy, una de Españoles.
    Nota: Almohadilla = tecla Numeral #

    Hace un tiempo, un compañero atiende el teléfono y entonces…

    Compañero: “Vodafone, buenos días, mi nombre es …., en qué puedo ayudarle?”
    Clienta: “hola, sí quería saber cómo hago para desconectar el contestador desde mi móvil pues que se me ha activao solo y ya me tiene los coj…”
    Compañero: “Comprendo que ud. desea conocer el código de autogestión de desactivación de contestador”
    Clienta: “Claro, niño, si es lo que te he pedido”
    Compañero: “El Código de auto gestion es “asterisco cientocuarenta y cuatro almohadilla”.
    Clienta: “Ashterishco, shientocuarenta y cuatro almohadiiha… y cuál es la tecla almohadiiha?”
    Compañero: “La tecla almohadilla es la que está debajo del nueve”
    Clienta: “Ah…”
    *silencio*
    *silencio*
    *silencio*
    “cric, crick CRACK!”
    Clienta toda espantada: “PUES QUE DEBAJO DEL NUEVE NO HAY NADA!”
    Compañero: “Sra. abajo del nueve…”
    Clienta: “DEBAJO DEL NUEVE NO HAY NADA!”

    La historia termina así: a la semana, un agente fué a la casa de la señora y sí, efectivamente, había arrancado la tecla nueve, por supuesto, debajo de ella, no estaba la tecla almohadilla, así que se le cambió el teléfono, vió?

    Espero que la haya disfrutado. Por cierto, es verídica la historia aunque ud. no lo crea y se reemplazó en ese caso decir “debajo de” por decir “el cuadrito que está cercano al 9”

    Saludos y hasta la próxima!

  14. tinez
    May 08, 2008 @ 09:49:56

    – ¿Por qué tomamos algo?¿Tenés un rato?
    – Sí, mis hijos están con el padre
    – ¿Compraste yerba?
    – No ¿vos?
    – Yo tampoco
    – ¿Tu casa o la mía?

  15. capitanfla
    May 08, 2008 @ 13:15:22

    Vamos a ver una de romanos, como decía Sabina.

  16. Marina
    May 08, 2008 @ 14:05:21

    Observando que la vereda de un supermercado no era el lugar indicado para ellos, él propuso:

    – Qué te parece si vamos a un sitio más tranquilo?
    – Me parece genial, y tengo tiempo…No tenés ganas de ir a la placita, a sentarnos en el banco de siempre? Hace años que no paso por ahí.
    – Es que a la placita la remodelaron, y ahora es un laberinto de cemento, sin árboles ni bancos. Mejor vayamos a mi casa, así conocés a mi perro.
    – Tenés perro? Qué bueno, vamos, quiero conocerlo.

    Al llegar a su casa, la de él, ambos incómodos y emocionados, no sabían qué decir…
    Él puso música. Tenía la intención de escuchar algo romántico, pero confundido, puso un disco de kustorica.
    De pronto, se miraron cargados de deseo, se abrazaron sin pensarlo, y se dieron todos los besos que en el tiempo habían soñado darse…
    Hicieron el amor suave y apasionadamente, recordando exactamente lo que al otro le agradaba o divertía. Se dijeron cosas dulces en francés, al oído, se sembraron los cuerpos de caricias y juntando las almas volaron varias veces.
    Sólo existían ellos, el mundo se había esfumado.
    Y ya en la mañana, mientras desayunaban, Ana conoció a Bingo, el perro de Juan.

    Un abrazote inmenso, y gracias por el convite a escribir. Exelente idea!!.

  17. La candorosa
    May 08, 2008 @ 16:36:13

    . 🙂 SUSANA:
    ¡¡Pero que amable es usté, que vuelve a dejar los saludos olvidados!!!
    Luego de su comentario, me llamó Spielberg y me dijo ¡¡qué ni se nos ocurra, porque teme quedarse sin laburo!!! ajajaaaaaaaaa
    (Pero no sería mala idea la de hacer un guión, eh!!!) 😉
    Saludos candorosos y sin achique, JA!!!

    . 😉 FEDEXP:
    JAJAJAJAJAAAAAAAAAAAAAAA Me encantó la historia, pero… ¡¡que pedazo de burrada, arrancar la tecla del teléfono!!! aaaajajajaaa, eso es lo que se dice: ¡¡Ser literal!!! ajajaaaa
    Estuve pensando, para evitar que sucedan esas burradas en la empresa… digalé a los capos de la misma ¡¡¡que yo les evitaría que esos accidentes fatídicos con los teléfonos ocurran!!! ajajaa
    (Cualquier cosita me avisa!!!, digalés además que por teléfono tengo una voz ÚNICA!!!)
    Saludos candorosos y sin almohadilla…

    . 😉 TINEZ:
    Ahí le salió bien la “argentinada”, jajajajaaa
    Pero sabe qué… ¿a la casa de quien fueron al final?… ufa, a pesar de todo, me deja con la intriga… ¡¡así no vale!!! jajaja
    Saludos con candor e intriga…

  18. La candorosa
    May 08, 2008 @ 16:41:36

    . 😉 CAPITANFLA:
    Breve e interesante su aporte…
    Saludos y candor, señor!!!

    . 🙂 MARINA:
    ¡¡Aaayyyyy Marinitaaaa, hiper romántica la historiaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!
    El detalle del perro ¡¡¡y que se llamara Bingo!!!, decirse cosas en francés, todas tus descripciones de cada detalle… ¡¡me encantó tu relato!!!
    Me parece que vos, Susana y yo nos podríamos ir asociando, ¡¡así lograremos guionar infinidad de películas, novelas y series de tv, para el mundo entero!!!
    Gracias por tu exquisito y maravilloso aporte, ¡¡te quiero muchooooooooooo!!!
    Besototes candorosos y sin guionar…

  19. r.-
    May 08, 2008 @ 17:52:33

    candorosos aplausos para Stella

  20. Uma
    May 08, 2008 @ 18:40:36

    El propuso….
    Vamos a caminar y a charlar como hacíamos hace tanto….
    Y te voy a decir todo lo que no te dije en aquel momento….
    Emprenden la caminata y el se detiene en un puesto de flores (se supone que estamos en Capital Federal).
    Le obsequia un hermoso ramo…. ella está ansiosa pq él le diga todo lo que ella deseó escuchar desde que se conocieron..
    En el momento que está pagando las flores, se escucha una tremenda frenada, ruido de chapas y al levantar ella la vista, pq se había adelantado unos metros para dejarlo hacer su compra, ve con espanto que es arrollado por un vehículo que se sube a la vereda. (por eso aclaré que estamos en Capital Federal).
    Se acerca.. él está tendido en la acera.
    Ella llora desconsoladamente y ni siquiera logra escuchar, por los ruidos del tránsito las últimas palabras que el balbucea mientras con temblor estira el brazo para tocar su cara por última vez….

  21. La candorosa
    May 08, 2008 @ 19:51:49

    . 😉 R.-
    Si, ella los merece!!!
    Saludos y candor, para usté también!!!

    . 🙂 UMA:
    ¿Qué quiere que le diga? ¡¡me dejó perpleja!!! pero por dió, ¡¡casi me pongo a llorar desconsoladamenteeeeeee!!!… eso no se hace…
    Ufa, cambiemos ya pero YA el lugar de la secuencia… elija un pueblito tranquilito, pero que tenga permercado, ¿si?, dele sea buena… jajajaa
    Le juro que me partió el corazón… (de todos modos, la opción tragedia, quedó excelente!!)
    Besotes y candor, al por mayor!!! (y sin heridos de gravedad).

  22. andy
    May 08, 2008 @ 21:58:13

    el propuso: que te parece si nos juntamos y hablamos de lo que fue de nuestras vidas desde que nos dejamos de ver a esta parte?
    Ella lo miró, le echó una ojeada, vió que estaba cogible y pensó: si tiene un buen laburo para poder bancar todas mis deudas safé! (ya que le habían robado los ahorros de su casa una vez que había salido jajajajaja)
    Así que quedaron en ver que onda con ellos dos, lo demás quedará en la imaginación de cada uno porque ya me tengo que ir pa mi casa.
    besotes martus!

  23. La candorosa
    May 08, 2008 @ 22:27:33

    . 🙂 ANDY:
    Martus, si no fuera por tu apuro por volver a tu casa… ¡¡no quiero ni pensar lo que recordarías… digo, fantasearías que hicieron Juan y Ana!!! ajajajaaaaaaaaaaa
    Debo decir que bellamente candoroso suena en este relato la palabra “cogible”… para confirmar tus dichos, haría falta una foto!!!! ajajajaja (me pa, que está arruinado!!!) ajajaja
    Besotes y abrazotes candorosos como siempre… y pasá más seguido Martulis, que testraño muchio!!!

  24. Ardishor
    May 08, 2008 @ 23:04:21

    Ay, yo si escribo algo la limaría pero mal. Para mí que se conocían de la época en que el era taxiboy y ella su clienta numero uno, por ejemplo. Y el le propone ir al riachuelo, y encuentran a Perón con Elvis tomando fernando. Y se llenan de morlacos pa’ siempre.
    Un besote!

    pd: mis facultades narrativas son inepsistentes. Aimsorri.

  25. Ardishor
    May 08, 2008 @ 23:04:54

    pd: se llenan de plata por el histórico hallazgo!

  26. La candorosa
    May 09, 2008 @ 00:34:34

    . 🙂 ARDISHOR x 2:
    ¡¡¡Usté si que tiene una imaginación a prueba de todo!!! ajajajjaaa
    Así que Juancito era taxiboy, ¡¡a la madona!!!
    Una pregunta… ¿Elvis estaba moviendo la pelvis?… ¿y Perón estaba completo? (en su anatomía, digo…).
    ¡¡¡Flor de descubrimiento arqueológico!!! (?)
    Saludores, besores y candores varios.

  27. Nadie
    May 09, 2008 @ 01:29:53

    – Dame el número de tu movil y te llamo el fin de semana, Negra. Ya veo que ahora estás apuradísima: casi matás a la cajera! Y ya te entretuve un rato largo con mi historia.
    – Dale, anotá.

    Cuando llega a la casa corre a llamar a su amiga de siempre para contarle.
    – ¿Juan? ¿El boludo que te metía los cuernos con tu compañera de trabajo?
    – Si, ese. ¡Pero era divertido, che!
    – Si, una joda loca. Te colgaba todos los fines de semana con alguna excusa y terminabas vestida, maquillada y sola mirando una película por cable.

    Sábado a la tarde.
    – Hola, Negra. ¿Cómo estás?
    – Bien, Juan. Esperaba que me llames.
    – ¿Salimos esta noche?
    – Si, dale. Pero ¿no te molesta si te pido que nos encontremos en el restaurante nuevo que abrieron en Puerto Madero? No quiero que los nenes te vean, viste. Recién me separé y todavía no se acostumbran.
    – No, por favor, ¿cómo me va a molestar? ¿A qué hora?
    – A las 10, ¿te parece?
    – Si, nos vemos.

    Juan esperará en vano durante dos horas, mientras que ella cambia el chip de su movil.

    LA VENGANZA ES EL PLACER DE LAS DIOSAS.

  28. Sil.*
    May 09, 2008 @ 04:53:17

    Candorosa!!! He llegado hasta aquí gracias a las pistas que Susana me ha brindado. Siempre, de una u otra manera, recomienda sitios encantadores de los cuales solo basta leer un poco para incorporarlos a las visitas diarias.
    No pretendas que en esta primera visita y después de los maníficos finales que han escrito, yo deje el mio. De ninguna manera. Lo que si pienso dejarte es un saludo cálido y un agradecimiento a Su, por guiarme hasta tu lugar que por cierto, es bellísimo. Si me lo permites, seguiré pasando por aquí a menudo, para descubrir un poco más de tu candor.

    Besos uruguayitos!!

    Sil.*

  29. La candorosa
    May 09, 2008 @ 13:49:58

    . 🙂 NADIE:
    ¡¡Ahhhh buehhh!!! muy interesante su propuesta, estimadaaa!!
    Pero claro, este atorrante, no merecía otra cosa. Me encantó que lo dejara de florero en el restaurant… ajajajajaa
    Hasta tuvo presente el detalle de cambiar el chip del celular!!!! una diosa llena de estrategias, realmente!!!
    Me encantó, ¡¡las diosas y sus venganzas!!! (una saga de historias de mujeres despechadas!!! siii jajajaj)
    Le mando unos abrazotes bien candorosos!!!

    . 🙂 SIL:
    Susana es una amiga maravillosa, que gracias a este medio (los blogs) he conocido. Todavía no se si agradecerle esta bendición a Bill Gates o no… ajajajaaaa
    Por esta vez está usté perdonada… pero para la próxima historia (es probable que existan más!!), cuentes tu final.
    Gracias por tu cálido saludo y el agradecimiento a nuestra amiga en común DOÑA SUSANA!!
    Sil, espero contar con tu visita todas las veces que desees… para mí también un placer recibirte por este lugar…
    Bienvenida y que el candor nos acompañe a todos!!!! Besotes!!!

  30. Adolfo
    May 09, 2008 @ 13:59:02

    Él dijo
    -acá en la esquina hay un barcito,vamos a tomar algo,digo,si tenés tiempo…
    -Dale vamos.
    Ana no podía dejar de mirarlo,el café estaba casi helado y ella suspiró pensando en que era un error haber aceptado; temor que se confirmó cuando Juan con voz firme pero con los ojos pugnando por contener las lágrimas mientras miraba la corporización de su milagro más soñado dijo
    – por qué me dejaste? era tan difícil ser honesta y confesar que estabas con otro hombre?
    – es que no te lo merecías,mi amor.
    -¡ no me llames “mi amor”! qué pelotudez es esta? la mentira,el engaño me lo merecía pero no que me digas la verdad? cómo podés ser tan hija de puta? en qué limbo vivía? sabés,lo que no puedo entender es cómo,después de las palabras que pronunciaste en mi cara,delante de tanta gente querida pudiste hacerme esto.
    – qué tiene que ver?
    – es verdad,no tiene nada que ver; ahora veo que yo con vos no tengo nada que ver. Qué mentira vivimos no? Juan se incorporó mientras que con una ademán rápido dejaba un billete de 20 sobre la mesa vieja.
    “Igual te sigo amando” fueron las últimas palabras que escuchó Ana mientras él giraba y se encaminaba hacia la puerta; ignoro si ella se paró y lo corrió,también ignoro si ella lo vió en ese segundo único por primera vez en la vida (en ese extraño milagro de comprensión,ese satori que comprende el entendimiento Absoluto sobre “el otro”, que generalmente no tiene nada que ver con la imagen -pensamiento y sentimiento-,que teníamos sobre esa persona,que nunca olvidemos que ese término,”máscara”,significa “persona”),y se enamoró o no de Juan.
    Solo sé que el traspasó la puerta del bolichito,su última,temida y definitiva puerta,y salió más ligero,recordaba algo así como esa sensación cuando era chico y creía en Dios,en ciertos ritos que operaban misteriosamente en uno,como la comunión,y uno se sentía más puro,más limpio.
    Puso un pie en la vereda y creyó escuchar muy cerca,sus pasos que se acercaban…

    muchos cariños,querida Candorosa.

  31. Ada
    May 09, 2008 @ 14:09:11

    él propuso:
    – Podríamos volver a vernos, que te parece? los dos estamos apurados y me parece que tenemos muchas cosas que contarnos.
    Es cierto, Ana miró su reloj; los chicos salían de fútbol y su ex marido, una vez más, se había excusado para no ir a buscarlos. Y en dos horas comenzaba su clase de gimnasia.
    En esos instantes que carecen de tiempo con medidas, el celular de Juan sonó, lo miró y lo guardó en el bolsillo.
    Ana respondió
    – Me encantaría charlar un rato tranquila con vos, pero sabés que pasa; mi separación, los chicos..es demasiado por ahora. No tengo la cabeza fresca ni para hablar con vos ni con nadie. Ni siquiera tengo tiempo para coordinar una entrevista y empezar terapia. Tal vez en otro momento Juan..
    Juan recordó que jóvenes eran cuando salían y no lo sabían. En este momento él también tenía una cita; a la salida de un colegio que lo reclamaba mediante la alarma de su telefono.
    -Ok, dijo Juan, a lo mejor a la salida de otro supermercado! y sonrío como para despejar tanta realidad junta.
    Se despidieron con un beso y cada cual siguió su camino. Sin embargo en un instante Ana volvió la mirada y Juan había hecho el mismo gesto.
    Entonces, después de mucho tiempo, ella se dió cuenta que su rostro dibujó una sonrisa. Sin pensarlo, volvió en sus pasos y le dejó el número de su celular. Sigue sin gustarme el café- agregó seria- pero si vos me invitas no tendría que aclararlo- le dijo, y volvió a reír.
    Si no ayudamos un poco, la vida siempre nos pasa por al lado- se repetía ella como un mantra, mientras ponía en marcha el auto y una nueva historia.

  32. La candorosa
    May 09, 2008 @ 14:51:48

    . 😉 ADOLFO:
    Esta versión de final, es realmente muy dolorosa. El engaño como la causa del alejamiento de nuestros protagonistas… ¡¡cuánto dolor produce el engaño, mi amigo!!!
    Inclinarse hacia un tratamiento entre psicológico y Zen de los personajes me ha encantado.
    Reconocer que los personajes habían vivido una mentira…
    ¿Sabe que don Adolfo?, nunca pensé que esta propuesta me daría, me ofrecería casi como un maravilloso regalo, la posibilidad de encontrarme con tanta creatividad por parte de ustedes!!!
    Lo suyo ha sido sumamente interesante y también con un dejo de sabor extraño en la boca… ¡¡lo felicito!!, a sabido llevar la historia a rincones casi oscuros, pero con mucho candor!!!!
    Abrazotes cariñosos y candorosos!!!!

    . 🙂 ADA:
    ¡¡Pero que bella culminación la de esta historia!!!, realmente un candor maravilloso el suyo para completar esta ficción!!!
    Su párrafo: “Si no ayudamos un poco, la vida siempre nos pasa por al lado-“, me encantó, ¡¡realmente!! (cuántas veces hemos dejado pasar “nuestro tren”, por distraídos o sonsos???)
    Ver a nuestra “Ana” girar sobre sus pasos para rescatar esta historia, es un gesto que… ¡¡cuántos somos los que no nos atrevemos a ello!!!
    Y ni hablar de su alegoría final: “poner en marcha el auto y una nueva historia!!”, clap clap, lo suyo me ha conmovido por el candor imperante!!! jaajjajaaa
    Le dejo mis besotes y candor, como siempre!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: