¡¡Libérate, mujer!!…

¿Cómo se supone que debe lucir una mujer?… ¿Hasta cuándo deberemos tolerar esta tiranía de la imagen?… Estas preguntas vinieron a mi mente mientras miraba televisión. ¿Quien puede negar el poder que ejerce la televisión? La imagen es su fin y su medio… ¡¡la IMAGEN ES TODO!!, nos grita la pantalla…
Una gran mayoría se deja llevar de las narices y acepta lo que los rayos catódicos ordenen. ¿Cómo debe vestirse una mujer, cómo debe maquillarse, hablar, cocinar, bricolagear (?), enamorar… y lucir?, establecer esas pautas… ¡¡es tarea de la TV!!, sin olvidar la porción que le corresponde a las revistas femeninas, publicaciones responsables de abollar cuanto atisbo de actividad neuronal puedan contener los cerebros de muchas de sus lectoras… Estas revistas, de variado contenido, aconsejan sobre diversos temas:
«¿Él no te escucha?, ¡¡buscá a otro!!…», «¡¡Cómo lucir sexy cuando él llega del trabajo!!», «¡¡Elegí los zapatos que seducen más!!». ¡¡Interesantísimo!! ¿verdad?… Más