Mente clara…

.

.

Ante una realidad inevitable de mocos, fiebre y molestias generalizadas, simplemente hay que entregarse a transitar los días de convalecencia con la certeza y tranquilidad de saber que todo pasa.

En esta oportunidad dicho estado se presentó  con algunos variados delirios durante los sueños febriles, los cuales fueron sumamente interesantes.

Uno de los primeros en aparecer fue el que recorrió el sendero místico-religioso(?). Este consistía en un intento denodado por organizar -y afinar- a los presentes a un gigantesco templo, desde el altar.
Los concurrentes, todos prolijamente sentados, debían entonar obras religiosas de Bach.
Que esta gente me mirara desconcertada, hablaba de una simple realidad: ellos no tenían fiebre. Más

Efecto mariposa…

.

.

Algunos recordarán aquel film cuyo título tomé para  este post. En él  se contaba acerca de la vida de un joven que lograba volver en el tiempo para cambiar el rumbo de su vida, el de su amada y el de su entorno. Lo conflictivo del asunto fue que solo pudo descubrir que ante el más mínimo cambio que efectuaba en cada viaje al pasado, iba generando inesperados y dolorosos presentes. Más

Click…

.

.

Era el 14 de agosto de 1945, había finalizado la 2º Guerra Mundial… un momento de celebración. Una mujer -Edith Shain- sería parte de una imagen que recorrería el mundo.

El fotógrafo Alfred Eisenstaedt, captaba el momento épico del beso que sellaría el breve momento de la fama casual.

La emoción de varios uniformados -como la de este marino que besa a la joven enfermera en Times Square- sería el leitmotiv de la instantánea de esta fecha trascendente. Más

En blanco y negro…

Recordando:
“La Dimensión desconocida”

.

.

Hoy, con la comodidad que me caracteriza por estos días,  transcribo un artículo sobre una serie de TV. que marcó una época y  el rumbo a todas las series de fantasía y ciencia-ficción que vinieron después.
Por nuestros días muchos ven como “novedosas”, o como  “lo más ingenioso de los últimos años” a simples clones de esta obra maestra de fines de los años cincuenta.

Más

La Memoria…

.

24 de marzo
Día Nacional de la Memoria, la Verdad y la Justicia

(Argentina)

.

Más

De película…

.

.

El cine -desde sus orígenes-, intentó marcar una senda imborrable para todos aquellos que disfrutan de este espectáculo. Las imágenes atrapan, sobre todo cuando detrás hay un “director de fotografía” que demuestra sus conocimientos…

La interpretación de cada personaje, será otro detalle para recordar,  por talento o por falta de él…
Más allá que hoy en día los efectos especiales y ciertos artilugios, se roben cualquier profundidad interpretativa, lamentablemente. Más

Ciclos…

.

.

El inicio de un nuevo ciclo lectivo indica además, que  las vacaciones de verano llegan a su fin.

Ayudar a mi hijo a preparar los útiles escolares es la ceremonia que  me lleva  de paseo hacia mis recuerdos de infancia y aquellos días de escuela…

Es inevitable. Más

En un principio fue (2º parte)…

19

“Con el alma fragmentada”…

Haciendo historia II

.Para cuándo salí rumbo al consultorio del neurólogo, sabía que lo que iba a escuchar no sería agradable.
La sospecha estaba fundaba en que ninguno de los profesionales que me atendieron, pudo precisar la razón de mi dolencia.  ¿Por qué  había perdido la  sensibilidad y mi motricidad manual era tan torpe?

El tiempo pasaba y todos los intentos por retomar mi vida no daban resultados. Tocar el saxofón -luego del reposo obligatorio de los ocho meses de embarazo y la misteriosa convalecencia-, ya no era lo mismo. Poder realizar simples escalas o arpegios, se había transformado en una tarea titánica. Mis manos ya no respondían como debían.  Mi ductilidad, se había tornado en pura tosquedad; mi sonido no era siquiera digno de un principiante y eso, me preocupaba por sobre todo.
El dolor y la torpeza de mis manos y en mis brazos, solo me hacía llorar, causando mayor angustia y preocupación. Más

Niños obedientes, eran los de antes…

.

Allá lejos y hace tiempo, mi madre vivía en una zona rural a cincuenta kilómetros de la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos.  Con no más de siete años de edad, ayudaba con las tareas domésticas y las de granja. Su madre  -rigurosa para el aseo- exigía que todo estuviera impecable y ordenado.

Así fue como una mañana recibió la directiva de juntar unos huevos en el gallinero -tarea que no le gustaba: las plumíferas ¡¡le picoteaban las rodillas!!-, y cumpliendo la tarea encomendada andaba, cuando  escuchó la sonora voz de su madre decretando: “…Y limpiá el gallinero, ¡¡hasta que los pollitos… BRILLEN!!!”
Con una madre exigente, no existen las dudas: debería dejar todo reluciente. Más

Madre naturaleza…

Flor de perro

.

Continuando con la campaña: “Como evitar que en el futuro alguna potencial nuera,  venga con que su novio no expresa lo que piensa o siente”, hoy demostraré lo positivo de  incrementar el diálogo con nuestros hijos.

Con Candorito -para los que no lo conocen, mi hijo menor-, cada día contiene los más variados temas de conversación y  sus inevitables interrogantes, los que intento pilotear ya sea con mi extrema sapiencia (?), como con mi gambeta magistral y feroz. Esa que los años me han sabido brindar y la que quedará demostrada unas líneas más adelante. Más

Convivencia…

.

Hoy traigo el recuerdo de la época en la que vivía en una casa con un parque muy simpático, en el que habitaban unos sapos encantadores y de tamaños considerables, ¡¡bien grandotes!!

Nunca tuve en claro si  eran simpáticos por naturaleza  o en realidad mi cara les hizo pensar que seríamos parientes; la cuestión fue que ellos se manejaban con un desenfado y confianza en mi cercanía que llamaba la atención. Por lo pronto y viendo sus actitudes, decidí entablar una fraterna relación… Más

Libres como el viento…

Refrito del 2007/2008

.

Conjurando los días en los que la energía escasea, nuestra memoria puede recuperar  nítidas las imágenes de lo vivido y disfrutado en nuestra infancia.

Cada uno de nosotros atesora momentos de la niñez en los que ha sido feliz; desde algún aroma exquisito, hasta el sonido de risas plenas.
Nada de aquello debe perder su importancia, pues es necesario para evitar caer en apatías, esas que muchos adultos ventilamos frecuentemente. Más

Haciendo historia…

.

.

Luego de mi cirugía hubo que esperar los resultados de patología; era fundamental quitar todas las dudas sobre cualquier posibilidad de un tumor maligno.
Durante aquella semana infinita no pude pegar un ojo: los nervios, la ansiedad y la vida me tenían en vilo.

Cuando llegaron los resultados, el médico -un profesional eminente-, me sentó y me calmó: aquello que me habían extirpado no significaba condena alguna, pero era una clara advertencia hacia mi salud.
Me informó que a partir de ese momento debía someterme a chequeos anuales obligatorios, y que además existía otra posibilidad que podría entristecerme: no sería nada fácil -si así lo deseaba-, volver a quedar embarazada. Más

Candorosa experiencia…

.

moscas-ii.jpg

(Refrito publicado en febrero 2007)

.

Desde hacía tiempo mi cocina venía siendo  invadida por una clase de mosca pequeñita, insufrible… una basurita realmente.  Para combatirla me limitaba a espantarlas o eliminarlas individualmente a la vieja usanza: palmeta, trapo o rollo de diario, pero viendo que no era suficiente y ya entrando en la impaciencia, modifiqué el rumbo de los hechos: compré un insecticida. El mismo prometía eliminación instantánea y mantener una barrera de protección casi por siglos ¡¡había encontrado  la eternidad sin moscas!!! (?) Más

Rebobinando…

,

.

Pero si parece que fue ayer que estábamos todos levantando nuestras copas, brindando y deseándonos lo mejor para este año, que ya ha llegado a su mitad exacta…

Si parece que fue ayer que sentíamos estar metidos en una película de ciencia ficción, cuando ingresamos en el siglo XXI, marcando el final de un siglo… de un milenio… Más

Esa es mi hermana…

.

alejandra-y-patricia-66-67

La anécdota sucedió muchos años después que esta candorosa foto…

.

Los hermanos mayores suelen ser los responsables de dar el ejemplo -bueno o malo- en ciertas experiencias familiares,  las que con el tiempo  se transformarán en anécdotas risueñas.

Hacia 1973 los recitales de bandas de rock no eran frecuentes en Mar del Plata.  En esa oportunidad tocaba ARCO IRIS en el teatro Auditorium.  Por entonces no figuraba ni en sueños  algún premio Oscar en la mente de Gustavo Santaolalla. Tampoco existían  la costumbre del pogo, ni los estadios de fútbol llenos de jóvenes coreando y moviéndose como mareas humanas, ni nada parecido. Los asistentes a un recital se limitaban a escuchar sentados en sus butacas, moviendo las cabezas para llevar el ritmo, hacer algunas palmas en determinados temas ¡¡¡y a otra cosa mariposa!!! Más

Nos pintó la nostalgia…

Los post del verano…

orillas

.

La nostalgia por lo que hemos vivido, siempre nos acompaña;  agazapada en libros, música, programas de TV,  moda, películas… personas amadas. Ahí está el recuerdo instantáneo de sensaciones conectadas directamente con nuestro pasado…
Para todos aquellos que ya no pertenecemos al segmento humano “juventú divino tesoro“, pero ya militamos en las filas del “Grupo vocacional de la añoranza” , aquí un pequeño -muy pequeño- recuerdo para algunas  series de TV. Más

Felicidades y precaución…

.

.

Precaución es una palabra que me acompaña desde mis 6 años de edad; ya por entonces,  fui tomando conciencia sobre determinados riesgos…

En aquel tiempo los festejos de noche buena de mi familia se realizaban en donde mi padre trabajaba. Con cena – show y baile (junto a regalos y atenciones), pasábamos las vísperas de navidad junto a muchísimas familias.
Eso si: los menores de 12 años cenaban en un salón aparte, previendo tal vez a los niños inquietos. En ese salón cenaba yo junto a otros infantes. Más

El tiempo no para…

.

El tiempo no para… Eso dicen los que creen que el tiempo existe. O los que les dan suma importancia a los calendarios y a los relojes.
Por lo pronto y, como minimizando la cuestión -pero porque ando carente de tiempo (?)-, les vengo a contar la novedad.

Este digno y candoroso blog, hoy, justamente hoy…

¡¡¡CUMPLE DOS AÑOS!!! Más

Cartas de amor…

Cyrana

.

Mariel era la más bella: así lo habían decretado la mayoría de los varones del grado.
Con tan solo diez años, destacaba por su rostro, sus ojos color miel y su sonrisa complaciente.
Ella supo pedirme -en un recreo- un extraño favor; en realidad así lo consideré, puesto que no formaba parte de su selecto grupo de amigas. Dicho favor consistía en que le escribiera algunas cartas de amor en su nombre, para un chico del grado.
Según ella -cuando le pregunté porque no lo hacía con su puño y letra- adujo que, debido al enamoramiento que padecía, se veía imposibilitada de hacerlo por propia inspiración…
Tras varios elogios poco sinceros y por no soportar su voz chillona insistiendo en el asunto: accedí al pedido.
Las instrucciones eran concretas: las cartas deberían mostrar un inmenso interés por Pablo. Más

Anteriores Entradas antiguas