Retornando…

Para compartir, un refrito.

quirofano-esterilizado.jpg

 

(Hecho real, sucedido hace varios años)

Un diagnóstico rápido y puntual no dejaba dudas. Debía ir a cirugía.
Una vez en el quirófano, me deslumbré con los aparatos con ruiditos, además de la música. Pues si, ¡¡había música!!

Concluida la cirugía, y tras haber despertado de la anestesia, advertí que el dolor perduraría un buen tiempo.  Pasados tres días de internación, me dieron de alta.

Regresar a casa significaba carecer de enfermeras solícitas a mis quejidos y atenciones especiales. Mi pregunta no se hizo esperar:
¿Doctor, que hago con este dolooor?
Inmediatamente después: pichicata.

◊ ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊

Más

En tus manos…

Refrito

.

en-tus-manos.jpg

.

Una ducha rápida, no podía dejar pasar más tiempo. Me vestí sin demasiadas pretensiones. Sabía que mi prendas al estar con vos, serían un detalle pasajero.
Subí al taxi ansiosa, rumbo a lo esperado.

Al llegar abriste la puerta sonriente: debía regresar.
Pocas palabras, sabíamos lo que sucedería. Inmediatamente me ayudaste a desvestir, de la manera que solo los hombres como vos conocen.

Luego la luz rojiza, la que me sumerge en lo más profundo, la que ilumina mis sensaciones con su brillo y su calor.
Te tomaste el tiempo y el cuidado que estas situaciones requieren. Tus manos en mi espalda fueron la caricia anhelada. Más

La condena…

Refrito

.

.

En un rincón oscuro y solitario de la casa, esperaba, observando sus manos sucias. La penumbra encubría esas manchas que la inculpaban, mientras la angustia danzaba en su garganta. Sus pensamientos se negaban al triste holocausto de la realidad. Una sombra de resignación galopaba por su mente: luego de esto ¿dónde quedaría su esplendor?

La imagen de sus manos manchadas -presentes como estigma carcelero de un futuro de color indefinido- la señalaban sin descanso y sin perdones, sabía que tardarían en estar limpias tanto como tardaría en llegar su valentía. La cobardía la hundía aún más en aquel rincón solitario de la casa. Más

La Venganza…

(Refrito)

.

De haber sabido que permanecerías más tiempo en mi memoria que en aquella realidad que nos contuvo, no hubiera aceptado estar entre tus brazos.

Hoy,  fortalecidas mis defensas, enaltecida mi autoestima y robustecido mi amor propio:  tu mirada aún sigue rondando mi alma.

Ningún esfuerzo alcanza, nada de lo que haga o piense es suficiente, ahí estás. Aún sigo esperando que el tiempo desdibuje tus palabras, barriendo esta ironía del destino.

En diatribas cotidianas, juro alejarme de tu recuerdo. Esgrimiendo constancia y valentía, sucumbo hasta en sueños a tu presencia, dejándome enrolar en las filas de los débiles ante el amor. Más

Atletas…

discobolo.jpg

.

Los Juegos Olímpicos son la mayor competencia deportiva desde hace siglos. Prolija y cronológicamente se realizan cada cuatro años, salvo algunas excepciones en el Siglo XX.

A mis cuatro años de edad, pude ver por TV como los atletas -a puro empeño- realizaban sus proezas descomunales para pasar a la historia. Eran los Juegos Olímpicos de México. Más

Arquitectura…

“Los Castillos”

.


.

Hace varios años salimos de caminata con Candorito, por entonces él tenía 3 años, y nuestro recorrido hizo que pasáramos frente a la catedral.

Al ver la construcción dijo: ” -Má, ¿esto es un castillo?” – , le respondí que era “algo así”
No estaba su cabecita para mis explicaciones sobre el significado de algunas construcciones relacionadas con la religión católica. Tampoco era el momento para que expusiera mis puntos de vista poco ortodoxos sobre las creencias y algunos cultos religiosos.  De todas maneras, y a modo de paseo arquitectónico, entramos.

Ni bien ingresamos, observamos una réplica en mármol de La piedad que lo dejó algo consternado. La penumbra reinante -debido a la hora-, recordaba aquellas películas de Drácula de los años 40. Más

Patas cortas…

.

Nuestras abuelas decían: la mentira tiene patas cortas. Por no eso de no poder llegar muy lejos.

Siempre hemos generando en nuestra conciencia o en nuestro criterio personal determinados mecanismos respecto a la mentira, principalmente, para evitar ser timados en nuestra confianza.

En diversos ámbitos de la vida -laborales, comerciales, de estudios y vida amorosa, entre otros-, solemos manejarnos con cautela. La mentira abunda.

Más

¿Por qué?…

Refrito aggiornado…

el-y-yo.jpg

Madre e hijo – (¡¡adoro esta foto!!)

.
Los niños son una fuente inagotable de preguntas; un sinfín de requerimientos de todo tipo. Además de los de índole material -que tratamos de cubrir con nuestros ingresos monetarios-, están los que anidan en lo profundo de su ser. Esos que ni con un yogur extra calcio ni con vacunas y ni aún ganándonos la lotería podríamos cubrir… ¿Qué a cuáles me refiero?, sencillo: a sus inquietudes respecto a TODO lo que los rodea.

Debo admitirlo: bajo ciertas demandas intelectuales de nuestros hijos, necesitamos un manual de instrucciones. En particular para cuando el sinnúmero de inquietudes supera la media de posibilidades de dar respuestas coherentes. Más

Nunca es tarde…

.

bailando.jpg

.

Muchos, corriendo tras antojos de vocaciones ajenas han elegido un futuro cargado de venturosos oficios y profesiones. Pensando en el dinero o tal vez en la vocación trunca de un padre esperanzado, que deseaba cumplirla a través de un hijo, y muchos ejemplos más…

De todos modos, más allá de sentirnos plenos con nuestra actividad cotidiana, de nuestra profesión o tarea que nos haga ganar el sustento diario pregunto:  ¿qué  seguimos dejando de lado en la vida?,  ¿por qué postergamos actividades que nos gustarían hacer?, ¿por qué no llevar adelante aquella “asignatura pendiente”? Más

Golpe Final…

Texto escrito hace un par de años, para el día de la mujer.
Hay cosas que no hay que olvidar…

.


Las luces de los patrulleros  resaltaban en la oscuridad de la calle.
La sirena de la ambulancia entonaba  el alboroto del  barrio.
Cuatro policías entraron corriendo, mientras los mirones se preguntaban sobre lo ocurrido.
Nadie sabía nada.

Era un misterio la presencia de los uniformados: la realidad que los convocaba, había sucedido tras cuatro paredes. Más

Yo no fui…

.

.

Con el paso del tiempo, el hombre aprendió una serie de acciones tendientes -todas ellas- a salvar su pellejo con uñas y dientes.

Desde el ejemplo del hombre de las cavernas, que ante situaciones de riesgo extremo -en una simple búsqueda de alimento- debía enfrentarse con animales enormes y sanguinarios; sencillamente: era su vida o la del animal. Debía defender su pellejo mientras conseguía algo para echar al buche. Más

El profesor de música…

(Refrito)

.

En épocas de estudiante de música, en mis inicios -hace siglos-, tuve la suerte de conocer a un maestro maravilloso, que con particular encanto, motivaba la búsqueda de la sensibilidad necesaria, poniéndonos a distancia de libros y teorías.

Recuerdo que en oportunidad de asistir a una de sus clases, fui testigo de una lección especial. Un alumno debía reconocer y diferenciar tonos mayores y menores, solo escuchándolos. Luego de varios intentos fallidos, el profesor lo observó y le dijo:
-Escuche m’ijito… ¡¡¡ESCUCHE Y SIENTA!!!

La nebulosa seguía instalada en el joven, mientras el profesor continuaba paseando sus dedos por las teclas de un piano solapado que le cantaba las respuestas.
Nuevamente, sin dejar de tocar le requirió:
-¡¡¡Digamé lo que siente!!!- mientras continuaban sonando acordes tristes. Más

Puro invento…

(Refrito)

La Silla de pesarse de Santorio Santorio* (1561-1636)

.

Vez pasada en una sobredosis de ocio (?), vi un documental en el cual se presentaban diversos inventos.
Tiempos remotos y actuales eran representados en dicho programa; de todos modos debo aclarar que estaba algo adormilada, por lo cual varios inventos me parecieron una reverenda porquería. Para cuando insuflé interés a la observación, los noté cautivadores,  pero no por ello funcionales. Más

¡¡Libérate mujer!!…

.

¿Cómo se supone que debe lucir una mujer?
¿Hasta cuándo tendremos que tolerar la tiranía de la imagen?

Estas preguntas vinieron a mi mente mientras miraba televisión. ¿Quién puede negar el poder que ejerce la televisión? La imagen es su fin y su medio… ¡¡la IMAGEN ES TODO!! nos grita la pantalla.

Una gran mayoría se deja llevar de las narices y acepta lo que los rayos catódicos ordenen.
¿Cómo debe vestirse una mujer, cómo debe maquillarse, hablar, vestir,  cocinar, bricolagear(?), enamorar y lucir?, establecer esas pautas… es ¡¡tarea de la TV!! sin olvidar la porción que le corresponde a las revistas femeninas; esas publicaciones responsables de abollar cuanto atisbo de actividad neuronal puedieran contener los cerebros de sus lectoras. Más

The end…

“Historia sin fin”


.

Habían pasado muchos años sin verse. Las mágicas coordenadas de sus existencias y la alineación de los planetas los habían vuelto a reunir. Más precisamente, haciendo fila en la caja de un supermercado. No era el lugar romántico que alguien pudiera soñar para un reencuentro, pero así es el destino…

Juan la vió…  En realidad la escuchó, estaba a un par de personas detrás de ella. La voz de Ana, era inconfundible.
Se asomó para observar mejor y allí estaba ella, diciéndole a la cajera: -Que a ese ritmo, no llegaría a tiempo para la cena de navidad… ¡¡Y estaban en mayo!!
La observó:  aún conservaba el brillo mágico de sus ojos. Más

Aquel encanto…

169857.jpg

Lauren Bacall – Actriz

Me gusta ver cine de otros tiempos, en el que las historias y los actores vivían las escenas con otro encanto, con otra pasión. Además establezco un ejercicio desde mi memoria que consiste en recordar el nombre de los actores o directores.

Debo admitir que muchas veces uno de los factores que suelen plantarme frente a la pantalla para disfrutar de estas películas, es la belleza de las mujeres de aquellos años. Más

Besos…

el-beso-detalle.jpg

.

Todo comenzó con una pregunta: ¿cuál es la historia del beso?
Por ello,  me dispuse a buscar información; pregunté a los conocidos, supuse probabilidades y leí algunos artículos al respecto.
Así me enteré que existen algunas especies de primates que vienen teniendo contacto por medio de la boca desde hace mucho tiempo. Esto podría ser muy probable, pero no pude consultar a ningún primate -monos de verdad, bah!!-, para saber con mayor exactitud. Más

Historia con moraleja…

mucho-cuidado.jpg

.

Cuando era niña mi padre nos contó la siguiente anécdota.
En su juventud él tenía un amigo carnicero, al cual solía visitar por su negocio. Allí se tomaba unos mates y departía amistosamente con los clientes del lugar.
Por este comercio desfilaban los clientes apodados como: “la gorda de en frente del taller”; el “tarta”; “Doña Herminia”; la “SEÑORITA de la noche”… y varios más, quienes concurrían por allí en busca de alimento rico en hierro.

En una oportunidad al carnicero y a mi padre, les habría tocado ser testigos del siguiente episodio:
Una mañana llegó doña Herminia -mujer cuya actividad se limitaba al barrido de su vereda y el chusmerío-, y mientras ella compraba, entró otra clienta… Más

En camino…

.

.

Mientras decido cuales serán los  ruleros más apropiados para el peinado del día del aniversario del blog y termino de organizar las respuestas a las interesantes preguntas que me hicieron,  les dejo uno de los post que  más elogios recibió en la historia de este Blog…

¡¡Un refrito, rumbo al 3º aniversario!! Más

Consejos útiles para la mujer feliz II…

HOY: “Lo nuestro terminó”.

.

Hay un momento en la vida de toda mujer que suele ser doloroso y temido. No me refiero al dolor de ovarios, ni a la aparición de la celulitis o para cuando llega el resumen de la tarjeta de crédito, no:  hablo de  afrontar el fin de una relación.

Con toneladas de pañuelos descartables y cansando con la llantina a todas las amigas y seres cercanos, la nueva desdichada esparcirá sus mocos, suspiros,  desazón, su espalda encorbada y las escasas ganas de vivir por cuanto lugar transite. Más

Anteriores Entradas antiguas