Vi luz, y subí…

Tras este tiempo de ausencia, regreso.  Nos es fácil retomar la costumbre de postear, pues, el tiempo suele cambiar algunas cosas de lugar dentro de nuestra mente.
El tiempo, tiene esa rara costumbre, modifica todo…

Muchas cosas han pasado en estos días, y me han puesto a replantear varias cuestiones de mi vida.
El puntapié inicial de todo esto fue un episodio en mi salud.  Ahora vendrán prioridades analizadas con otra intensidad.

◊ ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊

Más

Primera impresión…

.

.

Teorías…

Una amiga tenía una teoría que enunciaba:
“Cuando vayas por primera vez a la casa de un hombre que te interesa, fijate en el baño para ver cuántos cepillos de dientes hay, si hay más de uno, ¡¡huí!!

No era del todo desacertada, pues a varias amigas nos fue de utilidad, pero el inconveniente se presentaba cuando al invertir la situación, pensaba:  ¿cuál habría sido la reacción si algún caballero revisaba mis cepillos de dientes?

Pues por una cuestión de cariño(?), puedo llegar a tener más de seis cepillos de dientes -¡¡yo solita, eh!!- prolijamente apostados en mi baño…

Por suerte nunca me tocó un hombre sensible a esta teoría… Más

La historia continúa…

10 de febrero
¡¡Mar del Plata cumple 136 años!!

¡¡¡Ya Juan de Garay, había venido “de paseo” (?) en 1581!!!

.

Así se veía la costa de la futura Mar del Plata antes de 1860…

En esta oportunidad, para este post,
preferí más imágenes que letras… Más

The end…

“Historia sin fin”


.

Habían pasado muchos años sin verse. Las mágicas coordenadas de sus existencias y la alineación de los planetas los habían vuelto a reunir. Más precisamente, haciendo fila en la caja de un supermercado. No era el lugar romántico que alguien pudiera soñar para un reencuentro, pero así es el destino…

Juan la vió…  En realidad la escuchó, estaba a un par de personas detrás de ella. La voz de Ana, era inconfundible.
Se asomó para observar mejor y allí estaba ella, diciéndole a la cajera: -Que a ese ritmo, no llegaría a tiempo para la cena de navidad… ¡¡Y estaban en mayo!!
La observó:  aún conservaba el brillo mágico de sus ojos. Más

Premio Nobel de la Paz…

.

.

Hace un rato Candorito,  se puso a organizar un “Mundial de Fútbol”.
El enano es un ferviente admirador de varios deportes y ni bien está cerca de una pelota no para. Pero hoy, cuando volvimos de la playa, se dispuso a organizar su “Mundialito”

Este gran evento sería diferente. En primer lugar colocó a los muñequitos -pequeños jugadores- en sus posiciones, listos para disputar sus contiendas deportivas. Para cuando estuvieron ubicados y antes de la pitada inicial, Candorito recordó que debía establecer cuáles serían los países que participarían. Más

La caldera del diablo…

.

.

Hoy, cuando el clima recién me ofrece una tregua  y habiendo controlado las neuronas que aún siguen sin derretirse, me pongo a postear.

Tal vez sea por mi genética o mi estatura; tal vez mi criterio estético o mi poca paciencia, no lo se… Llevo muchos años sin poder entender la razón por la que el calor -el verano, en definitiva- me fastidia tanto ¡¡TANTO!! Más

Neuronas veraniegas…

.

No es novedad que durante el verano la liviandad de pensamiento que se intenta imponer, sobrepasa a las altas temperaturas.
La música en las radios, me obliga a beber litros de licuados de sales estomacales. Pero, quien no se queda atrás con el mal gusto, es la TV. Ella nos ofrece informativos dónde los periodistas dan muestras claras de su falta de profesionalismo, compitiendo en inutilidad y obsecuencia. Y por si esto fuera poco, muchos canales solo se dedican a transmitir lonjas de glúteos y glándulas mamarias por toneladas. Más

Turístico candor…

Hoy: Necochea

.

En post anteriores he dicho que las playas que más me gustan de Mar del Plata -ciudad en la que vivo-, son las que están bien al sur, porque son más tranquilas, porque allí hay “mar abierto”, porque hay menos gente y por muchas razones más…
Es por esto que para seguir disfrutando del mar, la playa y sus encantos, me vine un poco más al sur todavía y me llegué hasta la ciudad de Necochea, para pasar unos días. Más

En todas partes…

Siguen los post veraniegos.

.

.

Sabido es que el verano les levanta el ánimo a varios humanos y a otros cuadrúpedos; de todos modos no debemos perder de vista que  la verdadera cuestión no pasa por la temperatura, ni por las mariposas ni los abedules(?): la realidad de nuestras emociones, está en nuestro interior y deben ser independientes a factores climáticos… Más

Dentición…

.

Mis vacaciones se iniciaron con un acontecimiento muy particular: el sábado al mediodía, mientras masticaba un rico bocado de un asadazo espectacular, una astilla de hueso de vaca de por medio y scrach… ¡¡se me quebró un premolar superior!!

Por suerte fue una pequeña parte de la pieza dental, sin dolor y sin afectar lo estético, ya que siendo fin de semana, la cosa se hubiera complicado mucho intentando hallar al dentista. Más