Mal de amores…

 

.

Según leí vez pasada, unos científicos italianos habrían encontrado una solución para el “corazón roto” –desengaño amoroso o “mal de amores”-.  Estos caballeros aseguraban que la causa de la enfermedad estaba alojada en los neurotransmisores y en los genes.  Sencillamente aseguran haber obtenido la solución para esto. ¿Y cuál sería esa solución? ¡¡Una píldora, obviamente!!

Cuando uno está feliz, el amor es la cosa más bella del mundo. Pero cuando se sufre se convierte en una auténtica patología, una obsesión de la que es difícil desprenderse” explicó Denisa Legac, profesora de la Universidad de Graz, en Austria, quien aporta insospechados datos científicos para un abordaje “técnico” del sufrimiento por amor, que, asegura, pone en riesgo la propia seguridad y la de los otros, lo que lo convierte en una amenaza social.  “La posibilidad de accidentes de tránsito se cuadruplica si se conduce un automóvil después de una separación: sólo en Francia hay 3.000 heridos y 170 muertos al año“, dice.

◊ ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊

Más

Anuncios

Nuestra canción…

 

Terpsícore – Musa de la música y la danza.

Desde que el hombre descubrió los sonidos y rítmicas como los causantes de diversas sensaciones y emociones, la música comenzó su largo camino de desarrollo y perpetuidad.

En lo personal, no me llevo bien con la gente que expresa algo así como: “No me gusta ningún tipo de música“… Por suerte, no existen muchos de estos especímenes…

◊ ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊

Más

Vi luz, y subí…

Tras este tiempo de ausencia, regreso.  Nos es fácil retomar la costumbre de postear, pues, el tiempo suele cambiar algunas cosas de lugar dentro de nuestra mente.
El tiempo, tiene esa rara costumbre, modifica todo…

Muchas cosas han pasado en estos días, y me han puesto a replantear varias cuestiones de mi vida.
El puntapié inicial de todo esto fue un episodio en mi salud.  Ahora vendrán prioridades analizadas con otra intensidad.

◊ ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊

Más

En tus manos…

Refrito

.

en-tus-manos.jpg

.

Una ducha rápida, no podía dejar pasar más tiempo. Me vestí sin demasiadas pretensiones. Sabía que mi prendas al estar con vos, serían un detalle pasajero.
Subí al taxi ansiosa, rumbo a lo esperado.

Al llegar abriste la puerta sonriente: debía regresar.
Pocas palabras, sabíamos lo que sucedería. Inmediatamente me ayudaste a desvestir, de la manera que solo los hombres como vos conocen.

Luego la luz rojiza, la que me sumerge en lo más profundo, la que ilumina mis sensaciones con su brillo y su calor.
Te tomaste el tiempo y el cuidado que estas situaciones requieren. Tus manos en mi espalda fueron la caricia anhelada. Más

La Venganza…

(Refrito)

.

De haber sabido que permanecerías más tiempo en mi memoria que en aquella realidad que nos contuvo, no hubiera aceptado estar entre tus brazos.

Hoy,  fortalecidas mis defensas, enaltecida mi autoestima y robustecido mi amor propio:  tu mirada aún sigue rondando mi alma.

Ningún esfuerzo alcanza, nada de lo que haga o piense es suficiente, ahí estás. Aún sigo esperando que el tiempo desdibuje tus palabras, barriendo esta ironía del destino.

En diatribas cotidianas, juro alejarme de tu recuerdo. Esgrimiendo constancia y valentía, sucumbo hasta en sueños a tu presencia, dejándome enrolar en las filas de los débiles ante el amor. Más

La motivación…

.

.

Mi viejo era futbolero, de esos que miran el partido, se fuman un par de cigarrillos y guardan un silencio que analiza, que medita.
Limitado en el exabrupto. No importaba si la actuación calamitosa de un árbitro ciego instigaba a un asesino serial o el jugador estrella se mandaba un moco demoledor. El insultaba, pero hacia adentro.(?)
Seguramente sus maldiciones eran más efectivas de ese modo. Más

Instinto…

.

.

La oxitocina es la hormona que se libera en el organismo femenino al inicio del  parto,  para facilitarlo al igual que  la lactancia;  sería la responsable además, del establecimiento de la formación de las relaciones de confianza y generosidad entre las personas. Más

Anteriores Entradas antiguas