Huellas…

.

.

Hoy es inevitable que me visiten los recuerdos de todas aquellas cosas  que disfruté junto a ella.
El destino quiso que se fuera de mi lado -de nuestro lado- y que ya no estuviera cerca físicamente de todos aquellos que tuvimos el privilegio de conocerla. Tempraneando nos dejó, pero todas sus enseñanzas y recuerdos siguen con nosotros. También a puro gen, nos sigue acompañando…

¿Quién pondría en dudas lo que heredamos de nuestros progenitores?
Ese mágico sello que se esconde en nuestras células, que cotidianamente nos recuerda hijos de quien somos. Más

Compartir…

:::: :::: :::: ::::

100_1849.jpg

Nos encontramos, ella estaba meláncolica, apagada. Hacía mucho que no hablábamos. No la ví bien, se lo comenté y me respondió:
– Vos sabés como soy – , era apasionada. Vivía buscando algo que le diera sentido a su vida.
– Te conozco – agregué, mirando la vereda de aquel bar. Llovía con fuerza y la gente corría escapando del agua. Más

Naranjo en flor

Dejó un pedazo de vida, y se marchó…

despues-partir.jpg

Han de ser infinitos los fragmentos. Cada uno de ellos, estancados en el tiempo, en las distancias. Cada jirón de alma,  cada uno de ellos, me ha perdonado.

Nos estaremos marchando siempre, para suponer que evitaremos el sufrimiento. No mediremos en nuestra absurda inocencia, que el dolor, será inevitable… Más