En blanco y negro…

Recordando:
“La Dimensión desconocida”

.

.

Hoy, con la comodidad que me caracteriza por estos días,  transcribo un artículo sobre una serie de TV. que marcó una época y  el rumbo a todas las series de fantasía y ciencia-ficción que vinieron después.
Por nuestros días muchos ven como “novedosas”, o como  “lo más ingenioso de los últimos años” a simples clones de esta obra maestra de fines de los años cincuenta.

Más

Tú, yo y la muerte…

…hoy simplemente me limité a transcribir. 

cual-fantasmas.jpg 

Julio 1948

“Y pensar que todo esto estará alguna vez habitado por la muerte. Que esta cálida madurez de tu piel, que sube por mi tacto hasta el abismo de mi desasosiego, tiene que desgajarse un día sobre su propio silencio desolado. Que este orden de cosas naturales, que hacen de ti y de mí y del agua y los pájaros, claros volúmenes para la vendimia de los sentidos, estará una tarde hundido en la niebla de lejanas comarcas. Que ese temblor de voces interiores que sube por tu sangre, que se anida en tu vientre como un hijo, cuando te hablo de cosas simples, elementales, como estas cosas tremendas de que estoy hablando, tiene que estar un día trasladado a otro cuerpo, cuando los nuestros sepan del peso de las piedras, y sin embargo siga siendo verdad el amor. Que este dolor de estar dentro de ti, y lejano de mi propia sustancia, ha de encontrar alguna vez su remedio definitivo. Más

Lucas, sus pudores


“En los departamentos de ahora ya se sabe, el invitado va al baño y los otros siguen hablando de Biafra y de Michel Foucault, pero hay algo en el aire como si todo el mundo quisiera olvidarse de que tiene oídos y al mismo tiempo las orejas se orientan hacia el lugar sagrado que naturalmente en nuestra sociedad encogida está apenas a tres metros del lugar donde se desarrollan estas conversaciones de alto nivel, y es seguro que a pesar de los esfuerzos que hará el invitado ausente para no manifestar sus actividades, y los de los contertulios para activar el volumen del diálogo, en algún momento reverberará uno de esos sordos ruidos que oir se dejan en las circunstancias menos indicadas, o en el mejor de los casos el rasguido patético de un papel higiénico de calidad ordinaria cuando se arranca una hoja del rollo rosa o verde.

Más

Canción última

mi-casa.jpg

Pintada, no vacía:
pintada esta mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.

Más