Consumidores consumados…

.

quiere-un-licuadito-principito-2.jpg

.

Tras algunos años vividos sobre este planeta, encuentro que muchos objetos y elementos existentes en nuestro entorno son -según mi entender-  objetos al divino “cuete”; enumerarlos ahora sería  tipiar una lista soporífera.
Obviamente coincido -a pesar de mi encumbrada testarudez- con quien dice que algunos -algunos- de estos elementos son de utilidad. Pero conste que no primordiales para nuestra existencia.

“Lo esencial es invisible a los ojos” decía “El Principito”, personaje que salvaguardando su integridad emocional, tenía a su favor el hecho de vivir en otro planeta… Más

Recurrente…

…nostalgia cinematográfica.

melody.jpg

Film “Melody”

Melody: -¿Cuántos son cincuenta años?…
Daniel:150 trimestres, sin contar las vacaciones...
Melody: -¿Me amarás tanto tiempo?… no lo creo…
Daniel: Por supuesto, ¡¡ya te amé una semana entera!!, ¿no?.

:::: :::: :::: ::::

Aquel día mi hermana mayor me llevó al cine, era la primera vez que íbamos solas. Ella con catorce años, yo con siete. La pélicula, MELODY, con guión de Alan Parker. Para ese entonces ya sabía lo del engaño del cine y me dejaba atrapar. Así pude imaginar y también sentir las primeras oleadas de catársis. Más

Tiempo pasado…

flores.jpg

Moviendo sus dedos sobre el instrumento, en silencio, esperó la orden del director y su batuta: ese concierto sería diferente, lo sabía.
Al finalizar la primera parte aprovechó el intervalo para ir hasta el hall del teatro, allí se encontraría con su reciente marido. Mientras lo buscaba, una voz masculina con marcado acento francés, la llamó por su nombre. Al mirarlo un montón de imágenes volvieron a su memoria. Recuerdos de promesas de amor, de palabras dulces, soles templados y atardeceres inocentes. Recordó el triste viaje alejándolo definitivamente… Más

Memoria selectiva…

… o esos detalles.

medidas.jpg

 

“- ¿Cómo no te vas a acordar?!!… El de ojos verdes, alto; que me hacía reír… Pero te tenés que acordar, estuvimos juntos como un mes!!!!” – así venía mi amiga, insistente e intentando mi colaboración para sus recuerdos.
Hice mi mejor esfuerzo por un asomo de algo en mi memoria, pero no podía saber de quien hablaba. Ella había tenido varios afaires y yo, mala memoria en esos temas.
Continuó la charla describiéndome particularidades y detalles privados del hombre en cuestión por más de veinte minutos , mientras me limitaba a guardar silencio. Más

Los castillos…

… esos lugares donde la fantasía vuela.

castillos.jpg

Hace aproximadamente dos años andaba con mi gurrumín (para entonces, él tenía 3 años) caminando por el centro. El recorrido nos hizo pasar por las puertas de la CATEDRAL.
Mi hijo al ver la construcción me dijo: -” Má, esto es un castillo?” – , le contesté que era “algo así”. No estaba su cabecita para que le explicara el significado de algunas construcciones relacionadas con la religión católica; tampoco era el momento para que expusiera mis puntos de vista poco ortodoxos sobre las creencias y los cultos religiosos…
De todas maneras y a modo de paseo arquitectónico, entramos. Más

El escarmiento…

…sigo de anécdotas, che!!!!

mucho-cuidado.jpg

Hoy rescato una “casi fábula” para compartir acerca de los escarmientos.

Hace muchos muchos años mi padre contó lo siguiente.
Frecuentemente acudía a la carnicería de un amigo. Lugar en el que aprovechaba a charlar, tomarse unos mates y departir amistosamente con los clientes del negocio.
Ya conocía a los habitués del lugar:… “la gorda de enfrente del taller”, “la petiza de al lado de lo del Negro”, el “tarta”, “Doña Herminia”, la “SEÑORITA de la noche” además de otros tantos que desfilaban por aquel local en busca de alimento rico en hierro… Más

La “Nueva”…

:::: :::: :::: ::::

la-nueva.jpg

Habíamos venido ensayando como perros, teníamos la lista de los temas que tocaríamos, habíamos calculado el tiempo que duraría la primera parte y la segunda entrada. Todo estaba organizado. Esa noche sería el primer “recital” remunerado del grupo.
Con cara de pócker ingresamos en aquel “Cabaret“, si así como suena: un cabaret de verdad. Esos lugares donde hay señoritas que “danzan” con poca ropa y esas cosas…
El lugar contaba con escasa iluminación (ahorrarían energía, seguramente), mucho olor a cigarrillo; se podía intuir que la higiene no era de las mejores. Más

http://puramentira.blog.com

 

logo_msn7.jpg

¿Dónde estaba mi mente en ese entonces?, aún no lo sé. Perdida en una maraña de palabras que recibía frente a mis ojos. Sentada como una idiota frente a la pantalla, sonriendo con todo lo que me decía.
En el papel de hombre gentil, muy comprensivo, inmensamente ingenioso, bastante inteligente, sumamente gracioso estaba él y en el rol de “¿será realmente como dice?”, estaba yo.
Bajarme las defensas y mis cuestionamientos su misión mientras chateábamos. Venderme lo que no era, su estrategia constante.
Nadie en su sano juicio hubiera entendido; en completa locura… tampoco.
Yo cometí un grave error: en algo creí. Más

Fin de semana…

… manejando mi ansiedad.

mar.jpg

Cuando se acercan los días menos fríos a todos se nos da por ir a disfrutarlos al aire libre. Los espacios por aquí no escasean, entre plazas, parques, mar, laguna y sierras, hay para todos los gustos. Cuando la mágica combinación de buen clima y fin de semana van juntos, es ideal. Sin ser exagerada, el día de ayer fue perfecto; tal vez porque decidí aprovecharlo saliendo de mi búnker.
El cielo celeste y la temperatura permitieron que eligiera el mar. Mates, amigos y mi hijo menor, el alegre grupo que disfrutó de un sábado energizante. Más

Catástrofe existencial…

…de como se dramatiza lo insignificante.

 

marilyn.jpg

En un rincón oscuro y solitario de la casa, esperaba, observando sus manos sucias. La penumbra encubría esas manchas que la inculpaban. La angustia danzaba en su garganta. Sentía que había transcurrido un siglo, sus pensamientos se negaban al triste holocausto de esa realidad. Una sombra de resignación galopaba en su mente. ¿Dónde quedaría su esplendor?
La imagen de sus manos manchadas, presente como estigma carcelero de un futuro de color indefinido. Sabía que tardarían en estar limpias tanto como tardaría en llegar su valentía. Más

Para ganar…

… casi como un curso rápido.

computadora.jpg

Mail que llega con el título: IMPORTANTE!! (?). El texto arrancaba con Los 8 signos de que le gustas a una mujer“. La información refería a 6 “tips” o pautas del comportamiento femenino ante un hombre que le “agrada”. Las señales de que la fémina está interesada y está lista para que se le hinque el colmillo, digamos.

El sesudo informe nos ilustra: “… si una mujer se toca el pelo delante de un hombre“, significaría: – es tuya, ganador!!!, y si “ella apunta en tu dirección con su pierna, pie u hombros al hablar“, es señal de su inconmensurable interés!!! Más

Compartir…

:::: :::: :::: ::::

100_1849.jpg

Nos encontramos, ella estaba meláncolica, apagada. Hacía mucho que no hablábamos. No la ví bien, se lo comenté y me respondió:
– Vos sabés como soy – , era apasionada. Vivía buscando algo que le diera sentido a su vida.
– Te conozco – agregué, mirando la vereda de aquel bar. Llovía con fuerza y la gente corría escapando del agua. Más

¿Qué se fumaron estos…?

O… ¿podría repetirme la pregunta?

banana-fumable.jpg

 

No entiendo bien como algunos seres se sientan frente a una computadora e inician una búsqueda en internet. Tal vez movidos por el afán de respuestas rápidas, desesperados por las inquietudes que dormitan de manera secreta en sus mentes algo perturbadas… o “¿qué se fumaron estos?”… diría un amigo.
Aventurarnos en razones o limitarnos a perfiles psicológicos, como los que deben tener los psiquiatras o los investigadores del FBI, tampoco nos servirían para encontrar la respuesta adecuada para dar luz sobre estos personajes.
¿En qué estaba pensando, usted, cuando hizo esa búsqueda en Google, ehh? Aún siento el frío que corre por mi médula leyendo lo que se intentó encontrar en este humilde y candoroso blog… Más

Libres como el viento…

:::: :::: ::::

libres-como-el-viento-3.jpg

 

Conjurando los días en los que la energía escasea, los recuerdos pueden viajar a la infancia, allí estarán vivas seguramente las imágenes de lo que se ha vivido y disfrutado. Cada uno atesora momentos de la niñez en los que ha sido feliz; desde algún aroma exquisito hasta el sonido de risas plenas. Nada de aquello debe perder su importancia ni lo debe hacer, es necesario conservarlo para evitar caer en apatías, esas que muchos adultos ventilamos frecuentemente. La niñez debería ser un estado eterno de nuestro espíritu, de esta manera nos dejaríamos sorprender a cada paso, descubriendo todo aquello que perdemos de vista, poder contemplar sin prisas nuestra realidad, permitiéndonos ser francos hasta con nuestras emociones… Más

Tu silencio…

angel-violinista-gif.gif

Mi paciencia se agotaba. No toleraba su silencio caprichoso. Intentando una vez más lograr que dijera al menos cual había sido la situación que nos había llevado a estar así.
Llevábamos bastante tiempo conociéndonos y compartiendo mucho; desde algún secreto hasta lo cotidiano, cosas del trabajo y lo sencillo de mi vida.  Había logrado involucrarse con algunos de mis pensamientos y en el insipiente delirio por la escritura. Entendía mi decisión por ese “taller” literario y me acompañaba letra a letra. Más

¡Qué tiempos aquellos!…

… podrían volver, che.

 169857.jpg

Lauren Bacall – Actriz

A menudo recurro a perder el tiempo. Es una actividad que muchos conocen, pero en este caso en particular, lo ocupé no solo en perderlo, además intenté pensar.
Miraba televisión, canal tras canal buscando dar con algo que fuera acorde a la situación. Finalmente frené. Película vieja, de principios de los años 50.
Soy de las que intento refrescar en la memoria el nombre de algún actor o director de la época, en esta oportunidad no recordaba el de una de ellas. Mi madre siempre se refería a esta en particular, como una actriz de carácter y muy bella. Justamente la belleza fué el factor que me plantó frente a la pantalla. Más

Golpe final…

 …exactamente el último.

golpes-vii.jpg 

Las luces de los patrulleros  resaltaban en la oscuridad de la calle. La sirena de la ambulancia entonaba  el alboroto del  barrio. Cuatro policías entraron corriendo, mientras los mirones se preguntaban sobre lo ocurrido. Nadie sabía nada.
Era un misterio la presencia de los uniformados, la realidad que los convocaba había sucedido tras cuatro paredes.
Ella lloraba sentada frente a su puerta, eran lágrimas secas y transparentes. Luego de unos minutos entró con su silencio y temor acostumbrados. Se movía entre los presentes sin que nadie reparara en su presencia.
Observó el instante exacto en el que esposaban al hombre que tanto había amado.
Se dirigió hacia la habitación de su hija. No estaba allí, escuchó el comentario de un vecino en el que indicaba que la  niña  se  hallaba en un lugar tranquilo y seguro con personas responsables.
Con inmensa tristeza recorría su casa entre personas que desconocía. Esas que  nunca había visto pero sabían de su diario sufrir y padecer.
Su hija y el miedo habían sido las razones para continuar al lado de aquel hombre.
No toleró un instante más y decidió irse. Al cruzar la puerta, entre médicos y policias pudo observar con sorpresa y estupor como cubrían cuidadosamente su propio cadáver lleno de moretones…

:::: :::: :::: :::: ::::

Tú, yo y la muerte…

…hoy simplemente me limité a transcribir. 

cual-fantasmas.jpg 

Julio 1948

“Y pensar que todo esto estará alguna vez habitado por la muerte. Que esta cálida madurez de tu piel, que sube por mi tacto hasta el abismo de mi desasosiego, tiene que desgajarse un día sobre su propio silencio desolado. Que este orden de cosas naturales, que hacen de ti y de mí y del agua y los pájaros, claros volúmenes para la vendimia de los sentidos, estará una tarde hundido en la niebla de lejanas comarcas. Que ese temblor de voces interiores que sube por tu sangre, que se anida en tu vientre como un hijo, cuando te hablo de cosas simples, elementales, como estas cosas tremendas de que estoy hablando, tiene que estar un día trasladado a otro cuerpo, cuando los nuestros sepan del peso de las piedras, y sin embargo siga siendo verdad el amor. Que este dolor de estar dentro de ti, y lejano de mi propia sustancia, ha de encontrar alguna vez su remedio definitivo. Más

“EL RENEGAU…”

…y “EL ACEITOSO” 

boogie.jpg

Será que ha sido elegido el 19 de julio para las partidas. Será que la mañana gris me tuvo de rehén entre sus nubes pesadas.
Mi recuerdo de hace cuatro años, entrando en una sala velatoria no me ha soltado todavía.
No se lo reprocho a mi memoria, se lo reprocho al destino, caracho. Ese que de tanto andar rondando nuestras vidas, siempre algo tiene que sacarnos. Algo siempre se está llevando. Así, casi por sorpresa y por una descompensación inesperada se llevó a mi viejo. Simplemente la distancia física que la muerte requiere imperturbable. Pero no se fué tan lejos, simplemente siempre sigue acá, conmigo, en mi sangre, en mi memoria, en mi hijo menor. Ese enano que lleva sus gestos claros y seductores.
La mañana continuó gris, proponiendo tregua sobre el mediodía, donde el sol vino a calentar el cuerpo, pero no tanto el alma.
En la oficina la rutina diaria transcurría. Las planillas, el teléfono, los capuccinos y la radio. La emisora, desconociendo mis sentires, anuncia que alguien hoy también había partido. Era el NEGRO FONTANARROSA. Más

Las respuestas…

…esas, que nunca llegan.

plaza-rocha-mar-del-plata.jpg

(Fuente Plaza Rocha – Mar del Plata)

Tarde fría. Me senté unos minutos en un banco de la plaza Rocha. Justificando la pausa con un cansancio mentiroso, con el invierno, la antigua fuente, el sonido del agua, el sol entre las ramas de los árboles; en realidad todo invitó y acepté.
Los pájaros arremetían al canto con un ímpetu envidiable. Poca gente en el lugar. Encendí un pucho. En otro banco, una mujer joven. Con aspecto triste tomó su celular y supuse, escribía un mensaje. Más

Anteriores Entradas antiguas