Retornando…

Para compartir, un refrito.

quirofano-esterilizado.jpg

 

(Hecho real, sucedido hace varios años)

Un diagnóstico rápido y puntual no dejaba dudas. Debía ir a cirugía.
Una vez en el quirófano, me deslumbré con los aparatos con ruiditos, además de la música. Pues si, ¡¡había música!!

Concluida la cirugía, y tras haber despertado de la anestesia, advertí que el dolor perduraría un buen tiempo.  Pasados tres días de internación, me dieron de alta.

Regresar a casa significaba carecer de enfermeras solícitas a mis quejidos y atenciones especiales. Mi pregunta no se hizo esperar:
¿Doctor, que hago con este dolooor?
Inmediatamente después: pichicata.

◊ ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊  ♦ ◊ ♦ ◊

Más

Tecnología confiable…

.

.

Las ocupaciones diarias, los nervios, los plazos para cumplir con todo, estudio, hijos, la familia y tanto más, tiene a muchos dominados y sin espacio libre en el “rígido” de sus mentes como para acomodar un poco de calma, paz o un toque de sentido común.

Porque, ¡vamos!, tampoco es tan difícil intentar ser conscientes o al menos no tan veletas con la realidad.
¡Pero clá!… hoy la tecnología sería la solución para todo ¿verdad?… Más