Prospectos…

.

.

Tal vez si estuviera en sánscrito, entendería más. Pero mientras intento dilucidar el prospecto del medicamento que debería tomar, recapacito: … ¿qué hago leyendo esto?

¡Vamos!, que en letra chiquita, pero en la última escala de lo legible, al inicio de los jeroglíficos farmacológicos, lo dice bien claro: “¡Información Importante. Léase con atención!”. Así tal cual, y franqueada con signos de admiración y todo. La frase no deja lugar a dudas: hay que leer ¡¡y se terminó, caramba!! Más

Criterios…

..

Las cuatro estaciones” de Giussepe Arcimboldo
(Italia: 1527-1593)

.

Debo admitir que extraño mucho el sentido del humor de mi padre. Sin importar el dónde ni el cuándo, él siempre tenía dispuesto su ánimo para robarle alguna sonrisa a los demás. Tal vez esa fue su función en este mundo, y la cumplió de manera maravillosa.

Hoy, viendo a más de un caracúlido que solo se consuela diciendo “-¡¡Por fin llega la primavera a traer alegría!!“, pienso ¿pero este gil el resto del año que hace, llora mirando el termómetro?
¿Por qué seguir con la cantinela de la cuestión de asociar el clima o la temperatura con el ánimo? Más

Los imprevistos…

.

.

La expresión de su cuerpo hablaba claramente: el hombre nos estaba por dar una mala noticia.

Mi amiga me miró como sospechando la probabilidad que había temido: ¿había contratado al albañil que haría un desastre?

El hombre lleno de polvillo y temor, habló. Nos informó que a partir de ese momento y de manera urgente, se debería contratar además, un plomero… Más

El Lama…

.

.

Había terminado mi charla telefónica con una amiga, la que estuvo monologando sobre la perpetua catarata de situaciones sin resolución y los temores que anidan en su vida.  Nada nuevo bajo el sol.

Por mi costumbre de hablar con “manos libres”, Candorito había estado escuchando parte de la comunicación . Por ello, se acercó y mirándome con sus profundos ojos negros, muy tranquilo, me dijo:

“-En la vida, hay que aprender a superar los miedos.”

Tras lo cual se fue a su cuarto y continuó jugando.

No hay dudas: en la vida, pueden llegar a aparecer maestros sumamente jóvenes… Más

Homo Interneticus…

.

.

.

Internet es una de las herramientas que en mayor medida -y en menos tiempo- ha ganado espacios entre la población mundial. La ecuación velocidad, tiempo-espacio, nos dibuja una virtualidad signada por la realidad, o tal vez a la inversa, y por ahí venimos navegando sin remos. Siempre dependiendo de nuestra alienación, obviamente…

Internet nos presenta imágenes, textos y situaciones que permanecían distantes de nuestro devenir cotidiano, afianzando paralelamente, nuestra comodidad ante la búsqueda de información y la relación con “el otro”.

Más