El bien común…

.

.

Fieles a sus preceptos, ellos quieren saber porque se les niega el derecho a tener personería jurídica, sosteniendo que les siguen cajoneando el expediente, el que  hace casi ocho años espera ser aprobado.
-“¿Por qué los criadores de palomas tienen derecho a agruparse y nosotros no?”, se pregunta el presidente de la Asociación Argentina de Swingers, debido a que Inspección General de Justicia les rechazó el trámite en 2002. Dicho organismo -dependiente del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos-, se expidió diciendo que la “promoción del estilo de vida swinger, lesionaba la moral y las buenas costumbres y atentaba contra el deber de fidelidad establecido en el Art. 198 del Cod. Civil; aún cuando no haya engaño u ocultamiento y exista el consentimiento recíproco de los cónyuges de mantener relaciones sexuales con terceras personas“. Más