Me duele acá…

.

.

.

Cuándo era niña no sabía bien en que consistía la «hipocondría», pero para entender de que se trataba esta cuestión, en nuestro entorno estaba ella: la esposa y madre de una familia amiga.

La edad, el clima, las ausencia o presencias, los alimentos, los remedios y la falta de ellos… todo esto y más, eran razones ineludibles para que se iniciara en esta mujer una terrible enfermedad, seguramente… incurable. Cada dato de alguna patología que aparecía publicada en alguna revista o nombrada por TV., automáticamente las adquiría, padeciendo -según ella- todos los síntomas. Más