El riesgo…

.

.

Tengo gran respeto por las personas que ponen a prueba sus reflejos. Gente intrépida en porcentajes siderales que arriesgan alma, corazón y vida en actividades, que en lo personal, no haría ni en sueños.

Humanos entrenados -o masomeno-, que salen a trepar por laderas de montañas o que se arrojan alegremente desde enormes alturas con sogas que les sujetan la anatomía, o con paracaídas o parapentes… tanto como los que conducen autos a grandes velocidades en competiciones intrincadas, y así, la lista de los que gustan de las emociones fuertes se ampliaría. Más

Nunca es tarde…

.

bailando.jpg

.

Muchos, corriendo tras antojos de vocaciones ajenas han elegido un futuro cargado de venturosos oficios y profesiones. Pensando en el dinero o tal vez en la vocación trunca de un padre esperanzado, que deseaba cumplirla a través de un hijo, y muchos ejemplos más…

De todos modos, más allá de sentirnos plenos con nuestra actividad cotidiana, de nuestra profesión o tarea que nos haga ganar el sustento diario pregunto:  ¿qué  seguimos dejando de lado en la vida?,  ¿por qué postergamos actividades que nos gustarían hacer?, ¿por qué no llevar adelante aquella «asignatura pendiente»? Más