Golpe Final…

Texto escrito hace un par de años, para el día de la mujer.
Hay cosas que no hay que olvidar…

.


Las luces de los patrulleros  resaltaban en la oscuridad de la calle.
La sirena de la ambulancia entonaba  el alboroto del  barrio.
Cuatro policías entraron corriendo, mientras los mirones se preguntaban sobre lo ocurrido.
Nadie sabía nada.

Era un misterio la presencia de los uniformados: la realidad que los convocaba, había sucedido tras cuatro paredes. Más