La caldera del diablo…

.

.

Hoy, cuando el clima recién me ofrece una tregua  y habiendo controlado las neuronas que aún siguen sin derretirse, me pongo a postear.

Tal vez sea por mi genética o mi estatura; tal vez mi criterio estético o mi poca paciencia, no lo se… Llevo muchos años sin poder entender la razón por la que el calor -el verano, en definitiva- me fastidia tanto ¡¡TANTO!! Más