Talento…

.

Por estos tiempos es común ver a diversos personajes que se hacen llamar artistas, los que parapetados tras cámaras de televisión o en portadas de revistas, muestran sus ausentes dotes de bailarines y, sin que se les mueva un pelo por la vergüenza, hasta editan libros y material discográfico.

Pero aquí estoy yo, padeciendo una inmensa vergüenza ajena. Sufriendo tanto bochorno al saber que mucho sátrapa -devenido en productor-, avala las carreras de innumerables señoritas ligeras de ropas y de tanto sordo que se cree cantante…
Y así, los engendros carentes de todo talento, suman y siguen. Esto -obviamente-, sin olvidar al sordo o al ciego que compra este material. Más