Rebobinando…

,

.

Pero si parece que fue ayer que estábamos todos levantando nuestras copas, brindando y deseándonos lo mejor para este año, que ya ha llegado a su mitad exacta…

Si parece que fue ayer que sentíamos estar metidos en una película de ciencia ficción, cuando ingresamos en el siglo XXI, marcando el final de un siglo… de un milenio… Más

Glándula publicitaria…

.

En más de una oportunidad he confesado mi carencia de la glándula que permite entender las publicidades televisivas (?). Ya sea porque el mensaje de los comerciales  no es claro, o porque la que no tiene las neuronas claras soy yo: La cuestión es que el mensaje queda inconcluso dentro de mi mente, pues siento que los ingeniosos publicistas lo dirigen  a otras personas, entre las que no estoy incluida.

El consumo existe en función de las necesidades de la gente  o de las necesidades que las publicidades hacen creer que debemos tener… pero conmigo no funcionan. Más

Horizontes…

.

Mar de frío y tarde de color

.

La ciudades donde vivimos encierran -entre otras cosas- el significado del ánimo de sus habitantes. No es casual que las urbanizaciones con abundantes espacios verdes, diversidad en sus paisajes, cielos abiertos, construcciones con historia y esquinas con perspectivas infinitas, sean habitadas por personas con estados de ánimo y actitudes diferentes que las que viven en ciudades donde lo único que se puede apreciar sea cemento, calles ruidosas y horizontes plagados de…  cemento y calles ruidosas. Más

Derecho de admisión…

.

En varias oportunidades me han preguntado como actúo  ante la presencia de algún  Troll en mi blog  y mi respuesta es sencilla, pues tanto por aquí como en la vida cotidiana, a los molestos y a quienes no tienen nada interesante que aportar, no les presto atención. Más

¿Quién soy?, ¿hacia dónde voy?…

100_0748

.

¿Hace falta que diga que no pertenezco al grupo de mujeres que espera que un dudoso super héroe con calzas fosforescentes venga a limpiar ninguna inmundicia de mi casa?

Tampoco integro el grupo que desespera esperando ver  las tendencias en colores y formas para las próximas temporadas, en lo que a vestuario se refiere…

No puedo ser una de aquellas mujeres que andan por la vida lagrimeando frente al televisor, en donde  una desolada protagonista debe decir adiós al amor de su vida todos los días, a la misma hora y por el mismo canal. Más

De bueyes extraviados…

Conste que hago este post con serios inconvenientes técnicos con el servidor de internet de mi oficina. ¡¡¡Así no puedo trabajar, señores!!!

No se bien si ponerme a fabricar algún explosivo por mi cuenta o pedir presupuesto a gente idónea. Telefónica y Speedy lo merecen.

Con mi falta de tiempo, tengo muchas cosas pendientes, las que para estas alturas, ya me llevan empeñadas dos reencarnaciones y media. Más