Las terapias del candor…

.

.

A nadie escapan esos momentos en los que al iniciar una jornada, nos faltan fuerzas, energías, voluntad y sobre todo: buen humor.

Podría decir que por naturaleza soy optimista y cada día me levanto  con buen ánimo. Hasta me han llegado a preguntar cual es el motivo para esto… ¡¡como si fuera obligatorio estar enojada o alterada!! Más