Compartir…

Casi una ficción…

.

,

Nos habíamos encontrado en un café.
Ella lucía melancólica y hacía tiempo que no hablábamos, como para saber que sucedía en su vida.
No tenía buen semblante y se lo comenté.
Vos sabés como soy… respondió lejana.

Sí, ella era apasionada y vivía buscando algo que le diera sentido a su vida. Y si esa búsqueda significaba hombres y realidades que  escaparan al encuentro con ella misma, la llevaba adelante. Más