Amor a primera vista…

.

Lo veo por todas partes. Al salir de casa y caminar un par de cuadras; cuando voy llegando al trabajo o saliendo del super.
Aparece por sorpresa, pasa delante de mí y sin decir nada, se aleja; dejando tras de sí, una mirada -la mía- que embobada  lo sigue hasta perderse en la distancia.

Es casi un mago: cada día -¡¡y no miento!!-, en menos de diez minutos ¡¡lo cruzo innumerable cantidad de veces!!… Siempre vistiendo distintos colores… y todos le quedan ¡¡tan bien!! Más