Perfiles…

El optimista.

Un conocido solía decir -y siempre con una sonrisa- que nada era tan terrible como parecía.

Este amigo, nunca llegó a tener puntería para acertarle a los negocios. Cuando una propuesta le parecía ideal, se adentraba en ella sin considerar ningún inconveniente.
Arriesgó y perdió mucho dinero, pero siempre salía indemne de estas situaciones y con sus ánimos siempre en positivo… pues contaba con una cualidad que destacaba: su sentido del humor y su optimismo. Más