Finalista: Sor Candor…

Casi un certamen de belleza…

Parece que el asunto se gestó en la mente de un sacerdote.
El religioso en cuestión -que según mi humilde entender, debe ratonearse un poquito con las religosas-, lanzó en la Web una propuesta sumamente particular (Link).
El cura llamado Antonio Rungi, guiado por ciertas particularidades del mundo moderno, creó un BLOG en el cual iría publicando fotos de monjas que estuvieran dispuestas a enviar su imagen.
Los requisitos eran: tener entre 18 y 40 años y estar -obviamente- en un convento como religiosas.

¿Cuál fue el motivo para esto?, sencillo: “Una monja santa, inteligente, pero también guapa puede dar mucho en la misión de la evangelización y de la pastoral juvenil. Subrayando la belleza de la vida religiosa. Vivimos en tiempo en los que la VISIBILIDAD (?) es muy importante y puede servir a las monjas para que se conozca su instituto o el carisma de una fundación religiosa”… Más