No es verdad…

Nuestras abuelas decían que la mentira tenía patas cortas… pues era descubierta a corto plazo. A partir de entonces hemos ido generando en nuestra conciencia o en nuestro criterio personal determinados mecanismos respecto a la mentira, principalmente, para evitar ser timados en nuestra confianza. En diversos ámbitos de la vida (laborales, comerciales, de estudios y vida amorosa, entre otros), solemos manejarnos con cautela; la mentira abunda. Más