En la luna…

…o el candor de la ERA espacial.

Allá por el año 1969 y en el mes de julio, la televisión anunciaba un acontecimiento que marcaría uno de los grandes hitos en la historia. El mismo haría posible que la población mundial alzara su mirada al cielo y dijera: ¡¡hemos llegado a la luna!!
Por entonces yo era una niña. Dedicaba mi tiempo a jugar y a contemplar la naturaleza, como correspondía a una cría de mi edad. Pero aquel día, mi padre nos llamó sorprendido: -¡¡Vengan a ver!!… transmiten a los astronautas ¡¡pisando la luna!!
¡¡A la pipetuá!! Supuestamente, ser espectadores de la Misión Apollo XI nos garantizaba estar en los anaqueles de gloria, en la historia de la humanidad (?), por lo tanto, una transmisión de esa magnitud ¡¡no podía ser despreciada!! Así, la luna y sus visitantes, plantificaron a millones de humanos frente a la pantalla. Más