Te relaja…

Luego de la tensión nerviosa vivida días pasados -debido al estado de salud de mi hijo menor– mi cuerpo está mostrando diversos signos de tensión -a modo de contracturas- todas, de las más diversas tonalidades. Fueron varios días sin dormir y muchas horas de pie. Supongo que mi columna vertebral dejó de tener la imagen y utilidad que otrora poseía: de columna vertebral pasó a ser un fémur ¡¡¡con la flexibilidad y la forma de un fémur!!!(?). Mi falta de descanso, además, ubicó estrategicamente unas bellas bolsas debajo de mis ojos, las que al mirarme al espejo me hacen dudar acerca del lugar en el que debo poner mi corpiño: si en mis senos o bajo mis ojos… Sin muchas alternativas, tengo que pensar en realizar mi habitual terapia para los dolores (la cuento en este post). Más