Un refrito…

… para variar.

espiar.jpg

Detalles de amor (ficción)

¿Cómo era posible que ella le gritara? Las flores que le había obsequiado no merecían ese maltrato. Eran unos jazmines tan bellos… ¡solo por y para ella habían existido! Martín estaba seguro que Amalia era la mujer ideal, a pesar de no considerar sus detalles…
¡¡¡Andate y no vuelvas por mi casa!!!, dijo enfurecida.
Él no lograba entender, había planificado todo. Desde la ropa que había elegido, el horario, el perfume, la sonrisa y su mirada de hombre sensible, pero nada alcanzó para salvarlo. Más