Memoria selectiva…

… o esos detalles.

medidas.jpg

 

“- ¿Cómo no te vas a acordar?!!… El de ojos verdes, alto; que me hacía reír… Pero te tenés que acordar, estuvimos juntos como un mes!!!!” – así venía mi amiga, insistente e intentando mi colaboración para sus recuerdos.
Hice mi mejor esfuerzo por un asomo de algo en mi memoria, pero no podía saber de quien hablaba. Ella había tenido varios afaires y yo, mala memoria en esos temas.
Continuó la charla describiéndome particularidades y detalles privados del hombre en cuestión por más de veinte minutos , mientras me limitaba a guardar silencio. Más