El escarmiento…

…sigo de anécdotas, che!!!!

mucho-cuidado.jpg

Hoy rescato una “casi fábula” para compartir acerca de los escarmientos.

Hace muchos muchos años mi padre contó lo siguiente.
Frecuentemente acudía a la carnicería de un amigo. Lugar en el que aprovechaba a charlar, tomarse unos mates y departir amistosamente con los clientes del negocio.
Ya conocía a los habitués del lugar:… “la gorda de enfrente del taller”, “la petiza de al lado de lo del Negro”, el “tarta”, “Doña Herminia”, la “SEÑORITA de la noche” además de otros tantos que desfilaban por aquel local en busca de alimento rico en hierro…
Según parece al carnicero y a mi padre les habría tocado ser testigos del siguiente episodio:
Una mañana se apersonó doña Herminia –esposa” de un señor de buen pasar- cuya actividad se limitaba a ser una ama de casa que barría la vereda -con suma frecuencia- solo para observar la vida ajena. Otra de las actividades que disfrutaba: era la de ir seguidito por la carnicería a chusmear con el carnicero y los clientes.
Ese día mientras la doña en cuestión compraba, entró otra clienta, era la señorita de la noche; mujer conocida en el barrio por ganarse la vida de una manera poco decente, según Herminia.
Gentilmente, le cedió el lugar  a la señorita para que comprara tranquila. La joven noctámbula compró, pagó, saludó y se estaba retirando cuando en una inoportuna situación doña Hermi, comentó:
“Esta sí que se gana fácil la vida atendiendo a señores al por mayor, ¡¡ES FLOR DE ATORRANTA, JA!!”
No había terminando de pronunciar la última letra de su discurso, cuando la aludida retornó sobre sus pasos y tomando con fuerza de un brazo a la chusma, la llevó para la vereda.
Ya en la vía pública la señorita  le empezó a asestar bolsazos de osobuco y bifes anchos a rolete doña Herminia!!!!, para continuar manoteándole el rodete y revolearla por el suelo. Luego,  le estampó unos cuantos sopapos y para finalizar le dijo:
-“… y esto es para que no se le ocurra volver a opinar sobre mi vida, ¿estamos?

La señorita se retiró estoica, seria y derechita, como acostumbraba caminar; mientras que la Herminia se acomodó como pudo el ex rodete y se retiró a la velocidad de la luz…

Según mi padre ya no volvió a cruzar a esta señora por la carnicería, salvo un par de veces en las que ella mantuvo un silencio casi sepulcral.
A este suceso mi viejo lo llamaba el “SOSEGATE” que tuvo doña Herminia (-“Qué sosegate le dió la fifí a la viejaaaa!!!”)

Cuando en la actualidad veo o escucho a alguno que me crispa un poquito la paciencia, anulando mi natural candor, le juro en silencio un escarmiento tan inolvidable como el que recibió la vieja… y pienso -“Este anda necesitando un SOSEGATE!!!”

Moraleja: no hables mal de los demás, particularmente si andan cerca y no es oportuno. Puedes recibir un sosegate…

(Cuidate Esopo, quedarás del tamaño de un poroto!!!) (?)

:::: :::: :::: :::: ::::

Anuncios

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marqués de Bonteparte
    Sep 13, 2007 @ 19:58:41

    Jaja, me pareceó geneal el escarmiento que le dieron a doña Herminia, que se joda por metida, lengua larga, moralista, aburrida y rodetuda, jaja. Para mi que la doña hablaba de envideosa, que quiere que le diga, seguro que no la tocaban con un palo hacía varias décadas atrás.
    La virtualidat tiene sus ventajas y desventajas. La desventaja para el cuereador es que está arruinado por el “copear – pegar”. Hablo mal de lady con lolo, pongalé (es una suposiceón, sha que sho sería incapaz de hablar mal de esha) y el otro tarambana y buchón hace “copear – pegar”. La ventaja para el cuereador es que el SOSEGATE físico resulta imposible. Aunque, para todos los que hablan mal de lady aclaro que esha manda virus, mi máquina puede dar prueba de esho.
    Saludos!

  2. pescau
    Sep 13, 2007 @ 21:07:59

    Yo una vez vi, por el centro de la ciudad de Mendoza, a dos mujeres muy lindas que se estaban peleando (a las piñas, nada de arañarse o mechonearse) por un tipo. Y el tipo estaba ahí parado, asombrado y con un poco de vergüenza. Los que estábamos ahí queríamos ser ese tipo, claro.

    Un tipo que yo conocí hacía lo siguiente: cuando quería hablar mal de alguien, primero enfrentaba a ese alguien y le decía en la cara todo lo que pensaba, para agregar después: “y te lo digo a vos primero, porque después le voy a decir a todo el mundo que sos un degenerado, atorrante, compadrito…” y asi. Un capo.

    Yo, del único que hablo mal es de mí, porque después no me animo a pegarme piñas solo.

  3. Jorge
    Sep 13, 2007 @ 23:03:52

    Como se me hace que hay por ahí un tiro por elevación para alguien (que ya adelanto -sin saber nada- SE LO RECONTRAMERECE) yo quiero expresarle que sería incapaz de hablar mal de usted, sepaló. Más le digo: ya junto todas las cosas positivas que le detecto (son un montón) y le estoy haciendo un panfleto oficialista.
    De todos modos el cuerear es un deporte nacional, admitamos.
    Ahh, pero yo quiero conservar el rodete. Dicen que si vas a la cárcel te lo rompen.

    le mando saludos con la mano

  4. alejandra
    Sep 14, 2007 @ 01:26:48

    MARQUÉS: las viejas como la “Hermi” merecen esos sosegates!!! La vieja de veda venía seguro, por eso tanto ir a la carnicería!!!!
    Entiendo sus suposiciones ya que estoy segurísima que usté es incapaz de hablar mal de nadie!!!
    Esperemos que no le anden copiando y pegando lo suyo!!!, eshos tal vez puedan ser personas buenas!!! (?)
    ¿Le mandó un virus la Lady?, será de dió!!!, ya mismo le envío en nuevo Anti-virus que ha salido al mercado: SOSEGATE 3.9 (se lee sosegeit !!!), es insuperable!!!
    Saludos y gracias por visitar mi humilde blog, y disculpe, no estoy acostumbrada a tratar con la nobleza!!!

    PESCAU: las mujeres a las piñas por un señor???, yo ni aunque me paguen, mire!!
    Muy bueno el método del tipo ese que conoció, advertía, advertía… para que después no se anden quejando!!!
    No hable mal de usté, por dió!!!, siempre habrá alguno que lo haga por usted…
    Besos

    JORGE: no se imagine nada, señor!!!, y si hubiera alguno mereciendo un sosegate, bien ganado se lo tiene, ja!!
    ¿Cuántas cosas buenas me detecta?, cuando las descubra, avisemé, así me entero!!!!
    El cuerear es un deporte digno, a estas alturas debería ser una nueva categoría en los Juegos Olímpicos, mire!!!
    Cuide el rodete siempre, hágame caso, uno nunca sabe!!!
    Saludos, y levante más la mano, que no la veo…

  5. Adri
    Sep 14, 2007 @ 14:47:52

    Aaaah! que típicas delicias de barrio/pueblucho. En Bolsón pasaba epsactamente lo mismo.
    Como siempre digo, hay que hacerle caso a la mamá de Tambor (remitirse a Bambi. Tengo una regresión permanente a la infancia): Si no tienes nada lindo para decir, no digas nada.
    Las viejas chancletudas igualmente siempre piensan que una es mujer de vida facil, por el solo hecho de tener “noches buenas”…no como ellas que pura navidat.
    Besoideo!

  6. Lolo
    Sep 14, 2007 @ 20:45:34

    Primeramente, le digo que se lo tenía merecido. Y si no era la señorita, alguien más le tenía que aplicar el SOSEGATE.
    Segundamente, es un horror lo que dice el Marqués. Jamás actué de esa manera ni volveré a hacerlo!
    Terceramente, le dejo un saludo con sosiego.

  7. Lolo
    Sep 14, 2007 @ 20:46:19

    Loco, y no se la agarren con las viejas rodetudas! (?)

  8. Andy
    Sep 14, 2007 @ 22:02:58

    que conventilleras che!!! y bue cosas que pasan en los barrios,pero la verdad??? cuandopasan como nos reimos y las disfrutamos con maldad no? jajajajajja!
    besos martulis muy bueno!

  9. alejandra
    Sep 14, 2007 @ 23:16:11

    ADRI: esta “aneda” que relaté, se remite a principios de los años 50 y fue en un barrio de Mar del Plata, ya ha pasado más de medio sigloooo!!!!
    Tambor tiene razón, seeee!!! (?) …el silencio es lo mejor!!!
    Mire, las viejas chancletudas existieron, existen y existirán lamentablemente y para cuerear les vienen bien hasta las mujeres buenas como nosotras!!! (?)
    Le reintegro un besoideo y muchos más!!!

    LOLO X 2: seguro que la vieja en su vida algún sosegate ligaba, seeee!!!
    El Marqués parece honorable, y lo que cuenta de usted, no se, permítame un espacio para la duda. Es que usted parece tan candoroso!!!! =P
    Las viejas rodetudas son de temer, yo se lo que le digo!!! (?)
    Mis más candorosos saludos pa’usté!!

    ANDY: viste, son terribles estas viejas Martus!!!! y menos mal que ya he cambiado de peinado, ya no uso mi candoroso rodete, simplemente por temor a algún sosegate!!!
    Cuando suceden estas trifulcas, sería hasta oportuno instalar un puestito de venta de pochocloooo!!!
    Gracias Martulis y nostamosviendo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: