http://puramentira.blog.com

 

logo_msn7.jpg

¿Dónde estaba mi mente en ese entonces?, aún no lo sé. Perdida en una maraña de palabras que recibía frente a mis ojos. Sentada como una idiota frente a la pantalla, sonriendo con todo lo que me decía.
En el papel de hombre gentil, muy comprensivo, inmensamente ingenioso, bastante inteligente, sumamente gracioso estaba él y en el rol de “¿será realmente como dice?”, estaba yo.
Bajarme las defensas y mis cuestionamientos su misión mientras chateábamos. Venderme lo que no era, su estrategia constante.
Nadie en su sano juicio hubiera entendido; en completa locura… tampoco.
Yo cometí un grave error: en algo creí. Más