Catástrofe existencial…

…de como se dramatiza lo insignificante.

 

marilyn.jpg

En un rincón oscuro y solitario de la casa, esperaba, observando sus manos sucias. La penumbra encubría esas manchas que la inculpaban. La angustia danzaba en su garganta. Sentía que había transcurrido un siglo, sus pensamientos se negaban al triste holocausto de esa realidad. Una sombra de resignación galopaba en su mente. ¿Dónde quedaría su esplendor?
La imagen de sus manos manchadas, presente como estigma carcelero de un futuro de color indefinido. Sabía que tardarían en estar limpias tanto como tardaría en llegar su valentía. Más

Para ganar…

… casi como un curso rápido.

computadora.jpg

Mail que llega con el título: IMPORTANTE!! (?). El texto arrancaba con Los 8 signos de que le gustas a una mujer“. La información refería a 6 “tips” o pautas del comportamiento femenino ante un hombre que le “agrada”. Las señales de que la fémina está interesada y está lista para que se le hinque el colmillo, digamos.

El sesudo informe nos ilustra: “… si una mujer se toca el pelo delante de un hombre“, significaría: – es tuya, ganador!!!, y si “ella apunta en tu dirección con su pierna, pie u hombros al hablar“, es señal de su inconmensurable interés!!! Más

Compartir…

:::: :::: :::: ::::

100_1849.jpg

Nos encontramos, ella estaba meláncolica, apagada. Hacía mucho que no hablábamos. No la ví bien, se lo comenté y me respondió:
– Vos sabés como soy – , era apasionada. Vivía buscando algo que le diera sentido a su vida.
– Te conozco – agregué, mirando la vereda de aquel bar. Llovía con fuerza y la gente corría escapando del agua. Más

¿Qué se fumaron estos…?

O… ¿podría repetirme la pregunta?

banana-fumable.jpg

 

No entiendo bien como algunos seres se sientan frente a una computadora e inician una búsqueda en internet. Tal vez movidos por el afán de respuestas rápidas, desesperados por las inquietudes que dormitan de manera secreta en sus mentes algo perturbadas… o “¿qué se fumaron estos?”… diría un amigo.
Aventurarnos en razones o limitarnos a perfiles psicológicos, como los que deben tener los psiquiatras o los investigadores del FBI, tampoco nos servirían para encontrar la respuesta adecuada para dar luz sobre estos personajes.
¿En qué estaba pensando, usted, cuando hizo esa búsqueda en Google, ehh? Aún siento el frío que corre por mi médula leyendo lo que se intentó encontrar en este humilde y candoroso blog… Más

Libres como el viento…

:::: :::: ::::

libres-como-el-viento-3.jpg

 

Conjurando los días en los que la energía escasea, los recuerdos pueden viajar a la infancia, allí estarán vivas seguramente las imágenes de lo que se ha vivido y disfrutado. Cada uno atesora momentos de la niñez en los que ha sido feliz; desde algún aroma exquisito hasta el sonido de risas plenas. Nada de aquello debe perder su importancia ni lo debe hacer, es necesario conservarlo para evitar caer en apatías, esas que muchos adultos ventilamos frecuentemente. La niñez debería ser un estado eterno de nuestro espíritu, de esta manera nos dejaríamos sorprender a cada paso, descubriendo todo aquello que perdemos de vista, poder contemplar sin prisas nuestra realidad, permitiéndonos ser francos hasta con nuestras emociones… Más

Tu silencio…

angel-violinista-gif.gif

Mi paciencia se agotaba. No toleraba su silencio caprichoso. Intentando una vez más lograr que dijera al menos cual había sido la situación que nos había llevado a estar así.
Llevábamos bastante tiempo conociéndonos y compartiendo mucho; desde algún secreto hasta lo cotidiano, cosas del trabajo y lo sencillo de mi vida.  Había logrado involucrarse con algunos de mis pensamientos y en el insipiente delirio por la escritura. Entendía mi decisión por ese “taller” literario y me acompañaba letra a letra. Más

¡Qué tiempos aquellos!…

… podrían volver, che.

 169857.jpg

Lauren Bacall – Actriz

A menudo recurro a perder el tiempo. Es una actividad que muchos conocen, pero en este caso en particular, lo ocupé no solo en perderlo, además intenté pensar.
Miraba televisión, canal tras canal buscando dar con algo que fuera acorde a la situación. Finalmente frené. Película vieja, de principios de los años 50.
Soy de las que intento refrescar en la memoria el nombre de algún actor o director de la época, en esta oportunidad no recordaba el de una de ellas. Mi madre siempre se refería a esta en particular, como una actriz de carácter y muy bella. Justamente la belleza fué el factor que me plantó frente a la pantalla. Más