Había una vez…

…una niña que quería tener candor.

con-candor-a-los-3-anos.jpg

Me contaron que esa noche una tormenta importante anunciaba mi llegada. Mi viejo manejando un Buick, grandote y negro, llevó a mamá con sus dolores de parto hacia la clínica. Llovía, rayos al por mayor, tronaba y hacía un frío enorme.
Ya en la sala de partos a las 02:05 hs de la madrugada, asomé mí nariz al mundo. Era un 30 de junio. Más