Celebraciones…

… de estos días.

::::  ::::  ::::  ::::  ::::

  ramon-joven-paseando-por-el-mar-2.jpg

::::  ::::  ::::  ::::  ::::

Fuí educada fuera de los parámetro comerciales, los que en mi infancia venían bastante más livianos en la sociedad, o al parecer, menos densos. En casa las celebraciones, esas que impone el calendario comercial, nunca fueron bien tratadas. Disponer de dinero simplemente para gratificar a un comerciante y no a quien se quiere agasajar, no tenían mérito. Por tal razón los días “del padre”, “del niño”, “de la madre”, fin de año; y todas aquellas que suelen llevar con más ímpetu gente a los comercios, no fueron impuestas en mi candorosa niñez. Más