Soné…

^^^^^^^^

sonidos.jpg 

 Comenzar a conocer la historia de la música a través de los sonidos, fué algo realmente impagable… En mi infancia ellos marcaron un rumbo claro, grato y divertido. Mi viejo, músico; tocaba dos instrumentos (contrabajo y corno francés), ensayaba habitualmente con algunos músicos más en casa (él dividía sus pasiones sonoras entre la música clásica, el tango, el flocklore y el jazz). Maravilloso vivir con  sonidos “a domicilio”!! Los distintos períodos musicales recorrían nuestro hogar, existíamos a la par. Los estilos alentaban el ánimo.  Desde muy pequeña, gustosa me colaba en las clases de piano de mi hermana mayor; más o menos para cuando la altura de mis ojos llegaban al borde de las teclas. Aquel horizonte blanco y negro, sonoro y profundo de ébano y marfil me maravillaba. Fascinación absoluta!!  

Pocos años después, me atraparon las letras impresas en papel; al momento ya había entendido la cuestión de los “períodos” musicales. Los libros me explicaban el porque y de quienes habían surgido esas inmensas armonías, melodías y ritmos que paseaban gentiles por mi casa. Diferenciar “tonalidades” mayores o menores no era complicado ¿porqué, si en los libros de música así no lo parece?… simplemente hay que detenerse y escuchar. Las armonías melancólicas, tranquilas, tristes pues son “acordes menores” y aquellas que suenan alegres, optimistas …”acordes mayores”, sencillo.

Así fui creciendo, sintiendo y vibrando con sonidos; logrando entenderlos para poderlos interpretar. Estudié música, deleite profundo si los hay. Relatar que se siente al ser parte de un grupo sonoro, ser uno de los sonidos de una inmensa armonía, simplemente,  un sueño hecho realidad. Agradezco haber elegido esta profesión. Las experiencias vividas más alegres que recuerde. La música me ayudó a crecer y me  sustenta. Me hace sentir plena y me ha salvado la vida. Acompaña mis ratos de paz y de los otros también. Entrelaza recuerdos y pasiones, con proyectos y sueños. Siempre está allí  y seguirá estando. Es un amor para toda la vida…

He leído mucho sobre música, autores y períodos; todo lo que cuentan los libros.  Pero la historia que relataré feliz a mis nietos será: la música y su magia absoluta; sentirse pleno a través de ella; lo que se puede vivir gracias a ella…Esa historia, esa, no tiene precio…

********************

Recomiendo particularmente el video, imperdible.  

********************

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. cartapacius
    Mar 17, 2007 @ 16:53:24

    Pero que maravillosa tu familia (musicalmente hablando), pucha que lastima no haber sido tu hermano!, en mi casa de musica nada… la tuve que descubrir solito y fue muy al tun tun, lo mio eran mas los libros. La unica cosa que me hace poner los ojos en lagrimas es escuchar algunas cosas de Bach. Leer tu comentario me ha gustado muchisimo!.

  2. alejandra
    Mar 17, 2007 @ 18:40:52

    CARTA: haz regresado!!! alegrón che…
    Mi familia, de locos, realmente, je. Ojo que ser el pionero en la familia con algo, en tu caso con la música, está bueno…
    Bach a mí también me pianta lagrimones…Gracias por pasar, che!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: