Soné…

^^^^^^^^

sonidos.jpg 

 Comenzar a conocer la historia de la música a través de los sonidos, fué algo realmente impagable… En mi infancia ellos marcaron un rumbo claro, grato y divertido. Mi viejo, músico; tocaba dos instrumentos (contrabajo y corno francés), ensayaba habitualmente con algunos músicos más en casa (él dividía sus pasiones sonoras entre la música clásica, el tango, el flocklore y el jazz). Maravilloso vivir con  sonidos “a domicilio”!! Los distintos períodos musicales recorrían nuestro hogar, existíamos a la par. Los estilos alentaban el ánimo.  Desde muy pequeña, gustosa me colaba en las clases de piano de mi hermana mayor; más o menos para cuando la altura de mis ojos llegaban al borde de las teclas. Aquel horizonte blanco y negro, sonoro y profundo de ébano y marfil me maravillaba. Fascinación absoluta!!   Más