DIN Don dan

Con la impresión de estar a contramano, miro la marea humana que transcurre a pesar mío. No encuentro respiro en la superficie de la vereda “de la sombra”. Los paseadores de perros pelean con señoras paseadoras de bolsas de “shopings”.
Bocina, cruzo sin mirar el futuro de mi existencia; actúo una sonrisa, evito la puteada.
Las mierdas de todos los perros del universo pasean también en los zapatos de los que me rodean, mientras van. Yo regreso, deseo llegar salva a mi bunker. Más