Balanceándome

 Como había comentado ya, inciado diciembre, además de las guirnaldas y otras yerbas navideñas, estan los benditos BALANCES.

No soy muy amiga de los mismos, pero parece que es la pregunta del momento.  Te la zampan con una puntualidad increíble. Tus compañeros de trabajo o estudios, en los programas y noticieros de televisión, por la calle…Si fuiste a comprarte unos zoquetes (por si refresca) la vendedora te salta con un: -“¿y que tal el balance del 2006? “. Sospecho que existen organizaciones encargadas de obligar a la gente a pensar determinados “temitas” según el momento del año, o de tu vida. En diciembre son: precios del atracón navideño y el balance del año,  me cachis. Más